La historia oculta detrás del furor de las selfies en blanco y negro en Instagram

Las famosas argentinas también se sumaron a esta tendencia que apoya la fraternidad entre las mujeres y visibiliza la tremenda realidad que vive el universo femenino en Turquía
Las famosas argentinas también se sumaron a esta tendencia que apoya la fraternidad entre las mujeres y visibiliza la tremenda realidad que vive el universo femenino en Turquía Crédito: Instagram
(0)
29 de julio de 2020  • 10:48

De la noche a la mañana, Instagram se inundó de fotos en blanco y negro de famosas y amigas etiquetadas con el hashtag #ChallengeAccepted-desafío aceptado en castellano- bajo la premisa de promover el apoyo y la fraternidad entre mujeres. La iniciativa generó polémica y fue acusada de superficial hasta que se conoció el supuesto origen de la propuesta: la terrible situación que atraviesan las mujeres en Turquía. Sin embargo, el asunto todavía sigue generando confusión y críticas.

De acuerdo con la revista británica You, el hashtag #ChallengeAccepted no fue creado en exclusiva para esta causa sino que viene circulando desde hace varios años bajo diferentes propuestas que van desde temas serios como generar conciencia del cáncer hasta algunos más livianos. La existencia previa del hashtag ha facilitado la inmediata viralización del mensaje que hasta el momento lleva más de cinco millones de publicaciones en blanco y negro.

Una de las críticas que surgió alrededor de la tendencia fue el hecho de que publicar una foto en Instagram pareciera una tarea demasiado simple como para denominarla "desafío" que, en general, es un término que significa hacer algo difícil.

Ver esta publicación en Instagram

Black and white selfies. It isn't just a game of hot or not. Or an exercise in vanity. It is not just a mindless challenge that women are undertaking to post their sexiest snaps. These are some of the criticisms that this #challenge has faced. It is a very serious gesture of defiance in support of the Turkish Women (Turkey has one of the highest femicide rate), in support of Pinar Gultekin who was killed in the most violent manner, in support of every woman who has felt threatened and unsafe. This is show of solidarity to say that we stand together, we are unafraid, we are fed up of the lack of accountability for the perpetrators. This was started by Turkish women to say that they are appalled by the Turkish govt decision to withdraw from the Isanbul convention much like Poland. This is to say that no woman stands alone, we deserve to take up space, we are all #womensupportingwomen This is not just performative, this is hopefully not just tokenistic, this is for PINAR GULTEKIN. Say her name!! . (pls do not copy and paste) . Thanks to @naomiyoga #challengeaccepted . . . #pinargultekin #turkishwomen #westandtogether #domesticviolenceawareness #genderbias #genderinequality #shatterpatriarchy #blackandwhitephoto #selfie #womenempowerment #pinargu¨ltekin #empoweringwomen #genderequity #genderequalityforall #nooneisfreeuntileveryoneisfree #feminismisforeverybody #womenofcolor #turkishwomen #womenofcolour #kadinasiddetehayir #istanbulsözlesmesiyasatir

Una publicación compartida por Dr Pragya Agarwal (@drpragyaagarwal) el

El origen confuso de la iniciativa pareció aclararse cuando el martes, después de diez días de viralización del fenómeno, la doctora Pragya Agarwal, científica y escritora sobre temas de género y desigualdad racial, subió a su Instagram una explicación del desafío donde aseguró que fue creado como una forma de mostrar solidaridad hacia las mujeres en Turquía, uno de los países que tiene un alta y preocupante tasa de casos de violencia de género. En concreto, según señala la investigadora, los primeros mensajes surgieron para visibilizar el horrible crimen de Pinar Gultekin, una joven universitaria turca de 27 años.

A esta explicación se le unieron otras como la un usuario llamado @beelzeboobz, al que muchas citaron como fuente irrefutable de la verdad y como la del American University Turkish Cultural Club-Club cultural universitario turco americano- que invita a comprometerse en lo concreto haciendo una donación para terminar con la triste situación de las mujeres en Turquía.

Sin embargo, la periodista del New York Times Taylor Lorenz descubrió que, si bien las mujeres turcas habían compartido una serie de imágenes en blanco y negro relacionadas con sus derechos, no es ahí donde tuvo origen la tendencia.

A partir del análisis de datos de Instagram y de la consulta con especialistas, la periodista asegura que los mensajes de empoderamiento femenino en blanco y negro se encendieron en Estados Unidos y en Brasil y se extendieron por todo el mundo a partir de una publicación de la periodista brasileña Ana Paula Padrão, que tomó mayor visibilidad por un discurso reciente de la congresista norteamericana Alexandra Ocasio-Cortez sobre la cuestión de género en política.

Al margen del origen del furor, muchas criticaron la tendencia por considerarla frívola y cuestionaron el hecho de identificar una causa de empoderamiento femenino con una selfie y no relacionarla, en cambio, con la publicación de material informativo para educar sobre los derechos de las mujeres, por ejemplo.

Lo cierto es que, sin tener en cuenta las confusiones y las críticas, el supuesto desafío casi estético provocó no solo la enorme visibilización de la situación concreta y tremenda que atraviesan actualmente muchas mujeres en el mundo sino que también generó más conciencia acerca de lo importante que es promover la fraternidad femenina.

En nuestro país, algunas famosas también "aceptaron el desafío".

Ver esta publicación en Instagram

Desafi´o aceptado @solsanchezofficial [R] #mujeresqueapoyanamujeres

Una publicación compartida por Julieta Diaz (@julietadiaz77) el

Ver esta publicación en Instagram

#challegeacepted

Una publicación compartida por Paula Cahen d' Anvers (@paulacahen) el

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.