La importancia del chequeo

Damián Cáceres
(0)
4 de enero de 2015  

Llega el verano y los días son más largos. El margen entre la salida y la puesta del sol es mucho mayor. Con sólo pararse unos minutos en lugares como parques y plazas es posible asumir que con clima favorable, la cantidad de corredores se amplifica. Algunos, los llamados golondrinas, se suman a la enorme masa de atletas populares, como definen en España a aquellos corredores que no son de elite pero que se entrenan de tres a cuatro veces por semana. Pero antes de empezar una rutina de entrenamiento es de vital importancia pasar por el consultorio médico. Sobran los casos de muerte súbita en el último año. "Se trata de un fallecimiento por causas naturales sin cuadro de extrema gravedad previo, sin síntomas previos o con síntomas de menos de una hora de duración. Se calcula que 1 de cada 100 mil maratonistas puede sufrir muerte súbita. En jóvenes, la frecuencia es menor: una cada 250.000 jóvenes que ejercitan por año", precisa Oscar Mendoza, maratonista y médico del Instituto Cardiovascular de Buenos Aires e integrante de la Sociedad Argentina de Cardiología.

No es la idea subirse a una ola alarmista ni pesimista; la premisa es minimizar los riesgos de quienes aman correr e incluso de aquellos que se suman a este nicho deportivo en franca expansión. "Por eso –dice Mendoza–, al menos una vez al año hay que realizarse un chequeo médico". El mismo involucra:

• Análisis de sangre: sirve para ver las concentraciones de glucosa, colesterol, ácido úrico, triglicéridos, creatinina y urea.

• Examen físico clínico: permite recabar información básica indispensable del paciente.

• Espirometría: es un estudio de las vías respiratorias para obtener, mediante gráficos, los volúmenes y capacidades respiratorias.

• Antropometría: sirve para conocer la composición corporal para determinar índices de masa grasa, muscular y ósea.

• Electrocardiograma en reposo: aporta el estado de la conducción eléctrica y funcional del corazón en reposo.

• Ergometría: en una cinta o bicicleta, registra la condición del corazón durante el esfuerzo.

Así, el médico evaluará la condición física e identificará posibles factores de riesgo.

¿qué es la crioterapia?

Es una terapia en la que predomina la baja temperatura. Sirve como parte del tratamiento y rehabilitación de lesiones deportivas. Lo más usual es llenar la bañera o pileta con agua fría, lo suficiente como para que cubran las partes que más sufren durante la carrera (tobillos, gemelos, bíceps femorales, glúteos), e introducir cubos de hielo. Otras maneras son las bolsas con hielo, las toallas frías y los aerosoles refrigerantes. Efectos fisiológicos: disminución de la temperatura y el flujo sanguíneo, reducción de la inflamación y del edema, analgesia, efecto antiespasmódico, aumento del metabolismo a expensas de las grasas y acción diurética.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.