Los Grimaldi, unidos como nunca en su fiesta nacional