Match con la niñera: ahora se buscan con apps

La app Alba ya está activa en la Argentina,shutterstock
La app Alba ya está activa en la Argentina,shutterstock Crédito: Shutterstock
Alba y Sitly son dos lanzamientos recientes que muestran perfil, fotos y datos de las candidatas para cuidar chicos
Laura Reina
(0)
28 de abril de 2018  

María y Santiago Benítez no saben por cuál de todas decidirse. Pasan y repasan cada una de las fotos en sus celulares y no terminan de inclinarse por ninguna. Camila es enfermera y tiene 26 años, unas 20 recomendaciones pero ningún amigo en común en Facebook que pueda dar referencias directas de ella; Antonia fue al mismo colegio que Santiago, ostenta decenas de recomendaciones pero en contra asoma la edad: 19 años, tal vez resulta un poco chica para la tarea. ¿Y Renata? Además de tener una sonrisa luminosa y 24 años, tiene cinco amigos en común con María en Facebook, algo que puede resultar determinante a la hora de decidir con quién dejar a los chicos mientras ellos se van a ese recital por el que tanto habían esperado.

La tecnología también llegó al cuidado de los chicos. Las niñeras se eligen y piden como si fuera una casa (Airbnb), un viaje en auto (Uber) o hasta una pareja (Tinder). Debajo de la foto de perfil -algunas más dignas de las apps de citas que de niñeras- hay información sobre cada una de las potenciales cuidadoras y un historial de los trabajos conseguidos a través de la app que permite ver, por ejemplo, cuántas veces fue recontratada por una familia y las evaluaciones que recibió después de cada trabajo.

María Teresa del Sante, "Tesi", es cofundadora de Alba, una app de origen chileno que en la Argentina está activa, pero en una fase inicial y solo en barrios como Palermo, Recoleta y Belgrano. Desde el otro lado de la cordillera, Tesi cuenta que los padres modernos no han modificado los parámetros para elegir una niñera. Simplemente los han actualizado. "La gente es desconfiada, más cuando sus hijos quedan al cuidado de alguien. Para los padres ver que una de las postulantes tiene 5 estrellas en el perfil no les dice absolutamente nada -reconoce Tesi-. Antes de lanzar la app hicimos un estudio entre 500 personas para entender cómo se buscaba una baby sitter de manera offline. Por supuesto las referencias de los conocidos eran una de las cuestiones que más destacaban los consultados. Por eso decidimos desarrollar un algoritmo que te recomendara una niñera como si fuera un amigo".

¿Cómo lo lograron? A través de Facebook. "Las personas se registran a través de esa red social y les notificamos de niñeras que compartan amigos en común, que hayan ido a su escuela o incluso a la misma escuela que su hijo. Y también que estén cerca de tu casa, que sean del mismo barrio. Y todas las chicas que se postulan para cuidar chicos son estudiantes universitarias, la mayoría en carreras relacionadas con la educación. Todo esto es mucho más que la simple recomendación de un amigo", sostiene Tesi, que asegura que las postulantes pasan por un proceso de tres recomendaciones externas antes de formar parte de la app. "Se trata de chicas que están estudiando su carrera y por eso mismo no pueden tener un trabajo tiempo completo. Así, de esta manera, tiene un trabajo flexible y sacan para sus gastos".

Esporádicos y puntuales

En general, los usuarios de las apps de niñeras utilizan los servicios esporádicos. "Se usan al menos dos o tres servicios por mes para salidas puntuales de sus padres. También tenemos los recurrentes, los que necesitan todos los días o un martes después del colegio para pasar a buscar a los chicos y ayudarlos con las tareas hasta que sus padres vuelven de trabajar. Pero los esporádicos, esos que tienen que ver con las salidas o el ocio de los padres salen mucho más -dice Tesi-. Nosotros decimos que es como contar con una niñera de emergencia, cuando surge algo y nadie puede cuidarlos. Tenemos una capacidad de respuesta de menos de dos horas", afirma la creadora de Alba, que sostiene que los padres ya no buscan solo alguien que haga acto de presencia: quieren que vengan preparadas con actividades y juegos para entretener a los pequeños. Y piden que no tengan acceso irrestricto a las pantallas.

Sitly, de origen holandés, es otra de las apps que buscan posicionarse como una solución para los padres modernos que no cuentan con ayuda de abuelos o parientes que se ofrezcan a cuidar a sus hijos. Con presencia en Italia, España, Noruega y Holanda, desembarcó hace poco en el país y se encuentra activa al ciento por ciento. "Sitly pone en contacto a padres y niñeras de una misma zona para que puedan organizar juntos el cuidado de los niños. Los padres también pueden contactarse entre ellos para que, por ejemplo, sus hijos jueguen juntos de vez en cuando, o para organizar de forma conjunta el cuidado de los pequeños", explican en la página web, donde es posible registrarse y ver las postulaciones de padres y niñeras.

En ambas apps la tarifa es un mix: los padres fijan el máximo que está dispuesto a pagar por hora (entre $100 y 150 pesos) y la app les notifica quién de todas las postulantes está disponible para el trabajo, incluso por menos dinero, siempre siguiendo las premisas de cercanía, amigos en común o cuestiones como pertenencia a una misma comunidad educativa. El pago se hace a través de tarjeta de crédito. Por un costo adicional, Alba pone a disposición una cámara para monitorear desde el celular cómo están los hijos, aunque debido a la alta demanda hay lista de espera para este servicio.

Desde las agencias de niñeras más tradicionales, la irrupción de las apps que buscan niñeras es vista con curiosidad. "Lo que ofrecen estas aplicaciones está buenísimo, pero es complementario de lo que nosotras ofrecemos -dice María Moyal, una de las directoras de Cuídame Mucho-. Creemos que es una solución rápida, de emergencia, para salir del paso en cuestiones eventuales. Nosotras apuntamos más a las niñeras que están a cargo de los chicos todos los días, las ocho o nueve horas que los padres se van a trabajar", dice la psicóloga.

Según Moyal, el cliente que recurre a ellas llega luego de probar distintas variantes, incluidas estas apps. "Es más riguroso, no se confía de contratar a alguien a través de una app. Incluso hemos ofrecido en un momento un servicio más exprés, pero las mamás querían los filtros más exhaustivos. Incluso algunas madres han utilizado estas apps y nos llaman para chequear las referencias de la niñera que seleccionaron", afirma Moyal.

Mientras María y Santiago Benítez se debaten entre cuál de todas las opciones de niñeras que el sistema arrojó como "ideales" para ellos van a elegir, uno de sus hijos se cae y se lastima un brazo. Después de consolarlo, casi instantáneamente les viene a la mente Camila, la enfermera de 26 años que a pesar de no tener ningún amigo en común con ninguno de ellos, parece ser la mejor opción. O, al menos, las que les brinda mayor tranquilidad.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.