Miedo a morir. El momento para esa charla postergada