Nómade digital, el nuevo trabajador freelancer