Nuevo Mercado de Pulgas: una recorrida por su flamante predio

El remozado –y visiblemente más prolijo– Mercado de las Pulgas es un paseo que se impone estemos buscando o no un detalle único para nuestra casa. Los invitamos a visitar sus renovados pasillos
(0)
5 de octubre de 2011  • 13:24

Producción: Ana Markarian | Fotos: Javier Picerno | Informe: Verónica Mariani.

Lo que parecía un trámite eterno se resolvió a mediados de este año. El Mercado de las Pulgas finalmente cruzó la calle para migrar a un recientemente inaugurado predio, espacioso, techado y bien construido. Los puesteros se lanzaron a la titánica tarea de trasladar sus miles de objetos, y hasta Tony, el personaje local, encontró un nuevo espacio para sus famosos sombreros.

Si todavía no fueron, los amantes de lo retro, buscadores de tesoros y curiosos en general se encontrarán con pasillos mucho más amplios (sobre todo los principales) y una organización sin precedentes. Cada espacio tiene un cartel que indica su número y, en la plaza central, hay un mapa de las distintas zonas del mercado. El recinto, incluso, alberga una exposición de viejas carretas, murales intervenidos por arte callejero e impecables baños públicos.

Hay quien pueda extrañar la vieja mística "del Pulgas", como lo llaman sus habitantes, porque es cierto: con el orden y el espacio se esfuma su espíritu casi clandestino del rejunte desbordado. Lo bueno es que las montañas de muebles, objetos, marcos, luminarias y obras de arte ya no abruman y se hace más sencillo reconocer lo que nos entusiasma e imaginar su uso potencial.

70’s | Local 7 | 15-4474-7330 y 15-5562-8792

Marita abre su puesto esquinero cerca de las 12.30 para proveer una interesante cantidad de muebles retro que, con su equipo, recuperan sin cambiar su esencia. "Cada pieza antigua es intervenida respetando el paso del tiempo", explica con decisión. Eso quiere decir que si la silla, sillón o mesa llega en condiciones aceptables, vuelve a salir del Pulgas sin cambios, a menos que el interesado los pida. Hay lámparas de techo setentosas desde $250 y sillas desde $350, entre otras cosas que rotan constantemente.

Puesto 10 | Local 10

Entre estas cuatro frescas paredes reina un puestero con un marcado acento español que ofrece muebles de diseño originales de los 50, 60 y 70, americanos y escandinavos. Entre muchos otros, hay una mesa americana original de los años 60 de madera y vidrio a $850. Si no encuentra el modelo deseado, se puede encargar una reproducción exacta hecha por artesanos con buenas maderas, algo que alivia corazones encaprichados con viejos diseños, y a un precio más accesible que el de un original.

Atelier Rocco | Local 11 http://www.facebook.com/atelierrocco | atelierrocco@hotmail.com | 15-3262-7012

El artista Roque Daniel Cándido, mejor conocido como Rocco, le imprime arte a Las Pulgas. Desde hace años, se dedica exclusivamente a sus obras de pequeño, mediano y gran formato. Comparte cartelera con su mujer, Maga, que despliega un claro estilo africano, pero igual de colorido. Rocco, además, interviene cabinas telefónicas de la era Entel, que vende junto a sus piezas pictóricas a precios accesibles (hay cuadros desde $50). Un plus para los curiosos: pueden verlo trabajar porque armó su taller al fondo del puesto y pinta muchas horas por día.

Héctor Antigüedades & Diseño | Local 13 | martaben3@hotmail.com | 4661-4577 y 15-5503-4045

Al igual que su vecino del local 10, Héctor se especializa en diseño escandinavo y americano, particularmente de 1950. Como los años no vienen solos, su equipo se encarga de restaurar cada pieza y hasta tapizada si es necesario. Es un buen punto de partida para buscar mesas de comedor y sillones de gran tamaño.

Vera Melange | Local 29

Karina le da vida a este puesto dedicado al coleccionismo más pasional. Sus clientes siempre vuelven para llevarse revistas amarillentas (viejas Gente, El Gráfico, Burda, Billiken o Anteojito), medallas, abanicos, naipes, modelos de anteojos para leer de todas las décadas ($180 un ejemplar de 1920), mucha papelería e igual cantidad de fotos antiguas, discos de vinilo, latas de galletitas y bombones. De yapa, Karina interviene maniquíes (desde $ 180), hormas de zapato y valijas. Toma los objetos y los pinta con vibrantes colores o les aplica partituras y otros papeles vía decoupage.

Raúl Simón Estilo Campo | Local 32

Puesto pintoresco y ordenado, lleno de muebles de madera listos para llevar. Desde un cartel, anuncian que hacen muebles a medida con maderas recicladas, pátinas y decapé, lo que da indicios de estilo decorativo del local. Hasta el famoso cartel propone una buena idea: está formado por tablas de madera (que actúan de pizarra) enmarcadas con un marco de tamaño importante del mismo material. También hay respaldos de cama de hierro y vajilla.

Lo de Jorge | Local 57

Los detalles que otorgan alma al hogar se vienen a buscar acá. Hay cristalería decorativa, jarrones de vidrio, atriles con partituras, hormas de zapato, carteles urbanos en muy buen estado, frascos de farmacia (que, según comparten, están de moda), artículos de vitrina, valijas y lámparas. Para los exteriores, regaderas ($160) y baldes de zinc ($130).

Rincón Azul | Local 70

El bronce y los herrajes tienen quórum en este puesto, donde se trabaja de forma artesanal y a pedido. Hay réplicas de piezas antiguas, manijas, carteles, entradas de buzón, arañas, manijas para muebles, apliques de pared, cadenas, y una joyita: toalleros en varios tonos y diseño de principios de siglo pasado. También realizan reparación de arañas.

Om Cristal | Local 86

La cristalería tiene aquí su santuario, que se pavonea con piezas desde el 1900 hasta 1980. Hay copas de todo tipo, color y tamaño; perfumeros, jarras, ceniceros, floreros, botellones, centros de mesa, bomboneras, carameleras, queseras ($120) y más. Las piezas se venden sueltas o en juego, y también se compra todo aquello de valor que no encuentra más lugar en casa.

El Buen Estilo | Local 98 | vivianacrochet@hotmail.com | 5197-5225 y 15 5456-5486

Puesto liderado por Viviana y enfocado en dos vertientes. Por un lado, sillones de un cuerpo, butacas y chaise longue tapizados con la tela que el cliente elija (pana, chenile, etc.), y luminarias de techo y veladores, como el modelo de 1960 hecho de partes de acetato que se encastran ($120).

Por otro lado, hay mantas y almohadones de crochet elaborados por la dueña. No hay tejidos así en ninguna otra parte del mercado, y se puede llevar lo que hay o encargar a medida. Los tiempos y precios varían de acuerdo al trabajo. Además, alquilan mobiliario para producciones y hacen entregas a domicilio.

Suam | Local 106 | suam-eleonora@hotmail.com | 4776-4291 y 15-3639-4291

Eleonora López Sansac es toda una institución en Las Pulgas gracias a su colección de vajilla de entre 1870 y 1970, en permanente circulación y renovación. Hay un siglo de juegos de té, platos, teteras, azucareras, cubiertos de plata, pies de torta, torres, y cualquier otro ítem que integre la vajilla familiar o de un café de moda; y algún que otro delirio, como una tetera con forma de tanque de guerra o auto de carrera. Las piezas son oriundas de Europa, Argentina y Asia, como un juego de té naranja japonés que se vende completo o por piezas (desde $70). Como referencia, una taza de café con plato arranca en los $40. Eleonora compra, vende y cumple el sueño de la verdadera ceremonia del té.

La Merello | Local 126 | 15-4475-3796

Liliana regentea este puesto dedicado a lámparas, pequeños muebles, adornos, cromados y restauraciones de piezas traídas por el cliente. Su oferta se mueve entre los años 50 y 70, y las luminarias se caracterizan por tener diseño de mucho movimiento. Hay colgantes desde $150 hasta $1.500, y la gran estrella es la araña que simula ser un átomo, perfecta para ambientes espaciosos. Todo se entrega totalmente restaurado y también hace réplicas de modelos legendarios por encargo.

Antiguos Sueños | Local 128 | compraventa22@live.com | 15 5638-3152 y 15 6542-4099

Graciela y Cristian atienden con buen humor este puesto consagrado a los muebles pequeños, antigüedades, lámparas, apliques de pared, veladores, herrajes para baños y lámparas de hierro. También acomodan en su prolijo espacio espléndidos centros de mesa de Murano. Trabajan sobre todo los años 50, 60 y 70 y todas las propuestas son originales, como los veladores ‘Honguito’ ($380 el par) o las lámparas colgantes que se lucen desde el techo (desde $250).

Flopy | Local 131

Rosario se ríe y presenta a su puesto bajo el nombre de su hija Flopy, que con tres años ya tomó el mando. La pequeña se impone entre muebles chicos americanos y del 60, adornos, algunas piezas de vajilla, y marcos originales restaurados, el gran destacado. Los marcos son de roble y viejas maderas nobles, vienen tallados, pintados, de bordes redondeados, con relieve y cualquier otro trazo autóctono (hay desde $30 a $450). Si alguien necesita recuperar alguno propio, lo toman y lo dejan listo para usar.

Juan Carlos "El Peruano" | Local 136 | 15-6190-9602

Si de sillas se trata, Juan Carlos es el hombre a quien buscar. Se dedica desde el 99 las de estilo Luis XV, Luis XVI y cualquier otro diseño afrancesado que no se exceda por demás en torneados. Hay de otros tipos, y todas son originales. Él se encarga de mandarlas a pintar, lustrar y retapizar, y las vende por unidad o por juego. También fabrica, a pedido, banquetas nuevas con buenas maderas estacionadas.

José Presentado | Local 145 | 15-5228-7634

En sus inicios, este puesto se enfocó exclusivamente a muebles de madera estilo campo. Sin correrse de ese camino, hoy incursiona el mundo del hierro, con camastros y una caramelera con frascos de vidrio en perfecto estado ($3.500), por ejemplo, y en la técnica del patchwork de maderas antiguas de campo, que da lugar mesas, mesitas y demás muebles. Además de coloridos, estos muebles son únicos en todo el mercado. Por si fuera poco, José vende mesas de grandes dimensiones (por ejemplo, mesa de comedor de 3,50x1m) y algunos detalles más para decorar, como casitas de pajaritos de madera con techo de chapa.

Eduardo José Maze | Local 149

Casa especializada en sillones de todos los años y estilos. Los más codiciados son americanos góndola y mariposa ($2.800 el par) y ciertos ejemplares escandinavos. Entre tanta madera, se destacan los silloncitos de un cuerpo de plástico ‘Huevo’ o ‘Pastilla’ ($420 c/u), en vibrantes, y el juego de jardín de hierro blanco de cuatro silloncitos y mesa (sin tapa) a $2.000. Todo se vende tal cual llegó al puesto, pero no es un tema para preocuparse: por lo general, está en buen estado.

La Rosadita | Local 150 | labarracadeldorrego1@yahoo.com.ar | 15-6398-9099

En La Rosadita se enorgullecen de traer el campo a la ciudad. Por eso, no sorprende encontrar monturas, ponchos y mantas, ralladores súper antiguos (desde $200), regaderas, baldes y otros objetos de zinc. Por si fuera poco, hay botellas de vidrio de todas las épocas, las infaltables latas de galletitas (desde $40) y una larga lista de curiosidades, como un lustrador de zapatos fileteado y dos piezas de calesita de madera tallada pintadas a mano ($3.000 y $6.000).

Héctor Federico Abeldaño | Local 155 | esteban_abelda@hotmail.com | 15-3195-917 1

Padre e hijo son dueños de este espacio dedicado a los muebles. Todos. No hay un estilo que no esté representado, y se destacan especialmente el Provenzal, los muebles de campo y algunos ejemplares Chippendale. Hay sillas, mesas, escritorios, mesas de luz, dressoire y hasta percheros de madera. Los objetos se entregan ya restaurados.

Osvaldo Álvarez | Local 156

El pintoresco puesto de Osvaldo Álvarez atrae porque recuerda a una casilla de la Boca. Sus grandes chapas pintadas de vivos colores son el fondo perfecto para muchos espejos con marcos de madera en varios tamaños (de 1,20x0,80m, a $650), grandes latas de galletitas, ventiladores de pie, valijas y baúles (entre $70 y $450), muebles recuperados, máquinas tragamonedas que no funcionan, pero conservan su encanto ($700 c/u) y hasta columnas estructurales de hierro que esperan dueño y restauración. Puertas adentro (literalmente) hay latas de colección (desde $10), objetos de zinc, palos de amasar más viejos que las pastas, morteros, radios, frascos de cocina y muchas cosas atractivas para el ojo nostálgico.

DATOS BÁSICOS

** El nuevo Mercado de las Pulgas queda en la manzana limitada por las calles Concepción Arenal, Martínez, Av. Dorrego y Av. Álvarez Thomas, en el barrio Colegiales.

** Debido a su cercanía con el Palermo cool, resulta muy difícil encontrar lugar para estacionar. Se recomienda buscarlo unas cuadras antes de llegar, por la zona de casas de Colegiales, o dejar el auto en algún estacionamiento sobre la Av. Córdoba.

** Abre de martes a domingos de 10 a 19. Por lo general, los puesteros respetan el horario, aunque algunos corran la reja cerca del mediodía. Lo bueno es que casi todos los puestos tienen carteles que indican los teléfonos, de los dueños, lo que facilita averiguar si están llegando o dando vueltas por el mercado, además de otras consultas.

** El martes es el día más tranquilo, y el que llega puntual, se encuentra con muchos puestos cerrados. Conviene aprovechar los días de semana a partir del mediodía, porque, aunque los locales ya están en pleno funcionamiento, hay menos gente circulando y consultando.

** Como el fin de semana se llena, hay que ir con paciencia y actitud para sacarle lo bueno, como el desfile de personajes, un atractivo en sí mismo.

** Y por si fueran pocas pulgas, hay más casas de antigüedades, muebles recuperados y otros objetos viejos sobre las avenidas Dorrego y Álvarez Thomas. No se pierdan la visita a Ohmio, frente a la entrada del mercado sobre Álvarez Thomas, un local muy bien presentado con muebles, jarrones, juegos de té y luminarias, todo listo para llevar.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.