“Parece un crematorio”: gastaron una fortuna en su casa y los destrozaron en las redes