srcset

Lifestyle

Pérgolas y galerías, diez propuestas para crear espacios de sombra al aire libre

Eugenia Anaya
(0)
19 de noviembre de 2020  • 00:00

En un tiempo en que los espacios al aire libre se presentan como la opción más saludable para estar en compañía de la familia o los amigos, los sitios abiertos de la casa, desde el jardín hasta balcones, terrazas o patios, cobran un nuevo valor. Con su clima agradable, la primavera se presta para el encuentro, pero la cercanía del verano impone pensar en alternativas que nos permitan resguardarnos del sol, si es que nuestros sitios no las tienen. En esta nota, te mostramos diez propuestas de pérgolas y galerías para que te inspires y puedas crear tus propios rincones de sombra.

De lapacho

Una pérgola de lapacho con cortinas de lienzo y cenefa de madera.
Una pérgola de lapacho con cortinas de lienzo y cenefa de madera. Fuente: Jardín - Crédito: Inés Clusellas

  • La pérgola de lapacho sin tratar -agrisado por la oxidación de la madera- aloja el sector de la parrilla y comedor. La cenefa de madera en la parte superior protege del sol en las tardes de verano. Las cortinas de lienzo de algodón teñido artesanalmente sirven para refrescar el ambiente y generar más sombra si fuera necesario. Las aberturas de la pérgola entre las columnas enmarcan el jardín tropical, con plantas de follaje exuberante, casi como cuadros vivos. (Arq. Mariana Pussacq, Casa Almacén).

De metal

De hierro tubulares rectangulares, esta pérgola permite el encuentro al lado del fogón, con lluvia o mucho sol.
De hierro tubulares rectangulares, esta pérgola permite el encuentro al lado del fogón, con lluvia o mucho sol. Fuente: Jardín - Crédito: Inés Clusellas

  • Esta pérgola fue diseñada con hierros tubulares rectangulares de 10 x 5 cm de sección y chapa de 1,8 mm. La separación entre las tiras es de 5 cm y funcionó como trama de sombra permanente hasta que la enredadera cubrió el techo por completo. La parrilla se diseñó baja para que funcione también como fogonero. (Arq. Ximena Fontán Balestra y Arq. Rafael Cash).

Blanca continuidad

Clásica y delicada, una galería engamada en blanco invita a la contemplación del jardín.
Clásica y delicada, una galería engamada en blanco invita a la contemplación del jardín. Fuente: Jardín - Crédito: Inés Clusellas

  • La galería como expansión del estar principal está orientada al jardín. El verde enmarca el espacio. El rosal trepador 'Pierre de Ronsard' fue plantado por la dueña de casa. Canteros con rosas 'Iceberg' y petunias en maceteros repiten el color de la galería para conectarla. (Eugenia Anaya paisajismo).

Blanca continuidad II

Cubierta de policarbonato, el ancho de la estructura ocupa 1,50 metros.
Cubierta de policarbonato, el ancho de la estructura ocupa 1,50 metros. Fuente: Jardín - Crédito: Inés Clusellas

  • El techo de la pérgola es de maderas pintadas de blanco y por encima se colocó policarbonato transparente para sumar protección de la lluvia. El ancho de la pérgola genera un espacio de uso cómodo sin invadir el resto de la terraza. (Paisajismo Scott Rubman).

De pino y símil óxido

Dos propuestas de estilos bien diferenciados. La singularidad se la dan los materiales protagónicos: madera y metal.
Dos propuestas de estilos bien diferenciados. La singularidad se la dan los materiales protagónicos: madera y metal. Fuente: Jardín - Crédito: Inés Clusellas

  • Izquierda: La pérgola de pino pintada de rojo fue cubierta con bignonia rosada en un tramo y el resto con cañas, logrando así un sector para estar agradable y fresco en verano. Las planchas de cañas finitas se fijaron con precintos plásticos transparentes a los alambres tensados que las sostienen (Paisajista Laura Leborgne).
  • Derecha: Pérgolas metálicas multiplican la expansión desde los cuartos hacia el jardín y protegen de la lluvia. La estructura es muy liviana: de caño cuadrado de 5 cm de lado, protegido con esmalte sintético mate color símil óxido. El techo tiene una leve pendiente para que escurra bien el agua sobre el vidrio armado de seguridad. (Arquitectos Pablo Vocopivec y Martín Papanicolau. Paisajismo María Laura Vidal Bazterrica).

Eucaliptos + cañas + policarbonato

Con una parra que trepa por la estructura, el espacio tipo living cuenta además con un ventilador para renovar el aire y hacer más agradable la permanencia.
Con una parra que trepa por la estructura, el espacio tipo living cuenta además con un ventilador para renovar el aire y hacer más agradable la permanencia. Fuente: Jardín - Crédito: Inés Clusellas

  • A la pérgola original de palos de eucaliptos se le sumó una estructura metálica y policarbonato transparente como techo, y entre los travesaños se agregaron planchas de cañas. Así se creó un ambiente más al aire libre bien protegido de la lluvia y del sol. (Vero Saguier, paisajista).

Resguardos al natural

La madera sin tratar (izquierda) y la enredadera que hace las veces de techo (derecha), dan a los espacios un aspecto natural.
La madera sin tratar (izquierda) y la enredadera que hace las veces de techo (derecha), dan a los espacios un aspecto natural. Fuente: Jardín - Crédito: Inés Clusellas

  • Izquierda: Las maderas duras como el lapacho, la guayubira, el incienso, entre otras, pueden dejarse sin protección porque resisten varios años sin pudrirse. Su tono vira al gris por efecto de la oxidación del material. En este caso, la pérgola arma un espacio para comer protegido del viento de mar. (Paisajismo Cuqui Fernández, Arq. Martín Gómez).
  • Derecha: Galería como expansión de la casa hacia el jardín del contrafrente, con techo bajo que fue cubierto con ampelopsis (Parthenocissus tricuspidata). El desarrollo es posible dado que la orientación permite la exposición necesaria para su crecimiento. El techo verde crea una atmósfera selvática, coherente con el estilo del resto del jardín. (Valeria Hermida y Teresa Zuberbuhler paisajismo).

Placidez en galería

El techo de la galería es de chapa galvanizada con tirantes de eucalipto que se dejaron a la vista. Para disimular la chapa, se colocó lana de vidrio como aislante térmico y planchas de cañas entretejidas que se sujetaron a los tirantes.
El techo de la galería es de chapa galvanizada con tirantes de eucalipto que se dejaron a la vista. Para disimular la chapa, se colocó lana de vidrio como aislante térmico y planchas de cañas entretejidas que se sujetaron a los tirantes. Fuente: Jardín - Crédito: Inés Clusellas

  • El techo de la galería está realizado con tirantes de pino y chapa traslúcida. Las cañas se colocaron en planchas para disimular las chapas y dar calidez. Para armar las planchas: limpiar bien las cañas, cortar de la misma medida y armar paneles del mismo ancho que la distancia entre los tirantes para poder sujetarlas. Las cañas se entretejen con alambre finito maleable. (Inés Martín Cornejo).

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.