Reina Isabel. Radiografía de la corona que le trae dolores de cabeza

La Corona Imperial del Estado mide 31,5 centímetros de alto y pesa 1,28 kilos. Tiene una historia espectacular, pero la Reina la considera "muy pesada e incómoda"

(0)
23 de octubre de 2019  • 12:25

Nadie se anima a arriesgar si Queen Elizabeth (93) volverá a usar la Corona Imperial del Estado alguna vez. Debería utilizarla, según marca la tradición, en las coronaciones y en cada ceremonia de apertura del Parlamento. Pero ya no la soporta sobre su cabeza, la considera "muy pesada" e "incómoda".

Si bien en la coronación propiamente dicha se utiliza la corona de San Eduardo, mucho más pesada aún, desde 1838 los monarcas se retiran de la abadía con la "Imperial State Crown". Esta fue modificada en dos ocasiones, la primera por la reina Victoria, que se quejaba de su peso, y la segunda en 1937, en la que fue prácticamente rehecha por la joyería Garrard & Co con motivo de la coronación de Jorge VI. "Afortunadamente, mi padre y yo tenemos una forma de cabeza parecida, y una vez te la pones se ajusta", comentó Isabel en una entrevista con la BBC.

La Corona Imperial del Estado se guarda en la Torre de Londres, aunque durante la Segunda Guerra Mundial, fue trasladada (junto al resto de las alhajas de la Casa Real) al castillo de Windsor y se guardó en una caja de galletitas de la marca Fortt's Original Bath Oliver Biscuits que fue enterrada en una cámara bajo tierra.

Este año, por tercera vez en sus 65 aperturas del Parlamento, la Reina decidió no utilizar la Corona Imperial del Estado -que fue colocada a su derecha sobre un almohadón- y la cambió por la Jorge IV, más liviana
Este año, por tercera vez en sus 65 aperturas del Parlamento, la Reina decidió no utilizar la Corona Imperial del Estado -que fue colocada a su derecha sobre un almohadón- y la cambió por la Jorge IV, más liviana Fuente: HOLA - Crédito: Gettyimages

La Torre de Londres, donde se guardan las joyas de la Corona.
La Torre de Londres, donde se guardan las joyas de la Corona. Fuente: HOLA - Crédito: Gettyimages

La corona consiste en un círculo calado sobre el que se alternan 4 cruces patadas y 4 flores de lis. De cada una de las cruces se levanta un arco o diadema con diseño de hojas de roble y bellotas. En la parte superior de la corona descansa una esfera de diamantes que representa el orbe del mundo.
La corona consiste en un círculo calado sobre el que se alternan 4 cruces patadas y 4 flores de lis. De cada una de las cruces se levanta un arco o diadema con diseño de hojas de roble y bellotas. En la parte superior de la corona descansa una esfera de diamantes que representa el orbe del mundo. Fuente: HOLA - Crédito: AFP

Desde principios del siglo XIV, los famosos Beefeaters custodian las joyas de la Casa Real, en la Torre de Londres. En su uniforme tienen grabado el monograma real con la sigla "EII R", en referencia a Elizabeth II Regina, y la corona de San Eduardo.
Desde principios del siglo XIV, los famosos Beefeaters custodian las joyas de la Casa Real, en la Torre de Londres. En su uniforme tienen grabado el monograma real con la sigla "EII R", en referencia a Elizabeth II Regina, y la corona de San Eduardo. Fuente: HOLA - Crédito: Gettyimages

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.