srcset

Jardinería

Ruda: ni hembra ni macho, una planta hermafrodita rodeada de mitos y tradiciones

(0)
18 de marzo de 2020  • 00:00

Mencionada por Shakespeare en Hamlet como la "yerba santa de domingo", muchas historias se han tejido en torno a la ruda, una planta que se nombra hasta en la Biblia. Pero además siempre convoca a la duda: ¿es hembra o macho?

Primero hay que decir que "ruda" es el nombre común con que nos referimos a plantas del género Ruta -que incluye alrededor de 60 especies originarias del Mediterráneo, Macaronesia y sudoeste de Asia-, que también da nombre a la familia a la que pertenecen: las Rutáceas. Las plantas de esta familia se caracterizan porque sus tallos, hojas y frutos segregan esencias muy aromáticas . El más conocido y agradable entre sus olores puede ser el del limón; el más intenso y fuerte, quizá desagradable para muchos, el de la propia ruda.

Ruta graveolens (izquierda), comúnmente llamada "ruda hembra". A la Ruta chalepensis (derecha) se la nombra popularmente como "ruda macho".
Ruta graveolens (izquierda), comúnmente llamada "ruda hembra". A la Ruta chalepensis (derecha) se la nombra popularmente como "ruda macho". Fuente: Jardín - Crédito: Revista Jardín.

En el ámbito popular, se la discrimina como "macho" y "hembra", en la creencia de que una posee los órganos masculinos y otra los femeninos. Pero la ruda es una planta hermafrodita, es decir, tiene los órganos masculinos y femeninos en la misma planta. ¿Por qué, entonces, la gente considera a las plantas como macho y hembra? La respuesta está en que son diferentes especies.

  • Ruta graveolens , originaria del sur de Europa, es una planta perenne, glauca, arbustiva. Puede alcanzar una altura de entre 50 y 60 cm. Tiene hojas aromáticas, compuestas por varios folíolos, los laterales alargados y el terminal ovalado o blanquecino, de consistencia algo carnosa. Contienen unas glándulas aromáticas con un sabor ligeramente picante , pero este queda oculto por el intenso aroma de la planta. A principios del verano, produce flores de color amarillo brillante a verde, que se agrupan en ramilletes cuya flor central posee cinco pétalos (las demás solo cuatro). El fruto es una cápsula redondeada con cinco lóbulos y sus semillas tienen forma de media luna. El valor ornamental reside en el delicado follaje verde azulado. Las hojas son tóxicas si se ingieren. El manejo de las plantas puede causar dermatitis. Esta es la considerada por especialistas como ruda hembra .
  • Ruta chalepensis , a la que denominan ruda macho por su mayor tamaño, puede alcanzar un metro de alto y tiene hojas notoriamente más grandes. Originaria de la región del Mediterráneo, es muy usada para numerosas afecciones en medicina popular , entre otras, como emenagogo, abortivo, antiespasmódico, antirreumático, para el dolor de oídos y digestivo. Estas propiedades se deben a la presencia de aceites esenciales con ácido rutínico, que le confieren a la planta un olor característico y desagradable. Es muy común verla cultivada en jardines por la creencia popular de que trae buena suerte y aleja maleficios.

Ambas especies se cultivan fácilmente en suelos bien drenados, a pleno sol. Toleran suelos pobres y sequía una vez establecidas; no toleran encharcamiento. Funcionan bien en sitios cálidos y secos. Son esquivadas por caracoles y nunca comidas por hormigas. Se pueden propagar por semillas o por esquejes.

Usos y mitos

En Italia elaboran grapa casera y le agregan flores a la botella , así como también una exquisita salsa de tomate que contiene ruda, además de aceitunas, alcaparras, mejorana y albahaca. En Etiopía se utilizan los frutos de Ruta chalepensis como aromatizante de una bebida llamada "kuti", una infusión de hojas de café; también son un componente de la salsa picante "berbere".

Sus poderes mágicos son ancestrales y forman parte de la tradición popular de muchas culturas . En la antigüedad, los romanos eran cultores de esta hierba. Era común que los jueces llevaran consigo algunas hojitas cuando debían estar en contacto con algún prisionero, pues existía la creencia de que la ruda los preservaba de las infecciones, los piojos y del mal de ojo. Plinio también contaba que, en la antigua Roma, la ruda fue utilizada por pintores y grabadores para agudizar y preservar su vista.

En la antigua Grecia y en Egipto, la ruda se empleó para estimular el sangrado menstrual, inducir abortos y fortalecer la vista. Hipócrates la recomendaba para aliviar dolores y combatir epidemias . En la Edad Media y aun más tarde, para una poderosa defensa contra las brujas; fue utilizada para combatir hechizos por los pueblos celtas y druidas, que pensaban que dicha hierba les otorgaba una "segunda visión".

En nuestro país, a pesar de ser una especie exótica, forma parte de numerosas tradiciones: en el noroeste argentino, como en zonas del altiplano de Bolivia, Chile y Perú, el 1° de agosto se hacen ofrendas a la Madre Tierra y se realiza un ceremonial donde, al honrar a la Pachamama, se bebe té de ruda o los tres tragos de caña con ruda al empezar el día . Se dice que este rito proviene de los guaraníes, que utilizaban la ruda para la medicina, especialmente contra los parásitos, malestares estomacales y la irritación de picaduras de bichos. La gente de campo solía cargar un gajito de ruda al entrar al mes de agosto, o lo colocaba debajo de la almohada para evitar embrujamientos.

Tantas son las aplicaciones de la ruda que hay un refrán, usado tanto en nuestro país como en España, que dice: "A la casa en que hay ruda, Dios la ayuda".

Por Gabriela Benito, ingeniera agrónoma.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.