srcset

Inspiración

Siete ideas para crear espacios funcionales y de descanso en tu jardín

Eugenia Anaya
(0)
20 de octubre de 2019  • 00:00

El jardín no es siempre sinónimo de trabajo arduo: también puede serlo de juego, de encuentro, de funcionalidad y, por supuesto, de descanso. En esta nota te presentamos siete ideas para inspirarte y te invitamos a animarte a convertir un recoveco en desuso y olvidado, en un rincón encantador y renovado.

Estadía perfumada

Los bancos de mampostería fueron recubiertos con cemento alisado teñido con ferrite para aportar color. Esta técnica evita tener que darle mantenimiento a futuro.
Los bancos de mampostería fueron recubiertos con cemento alisado teñido con ferrite para aportar color. Esta técnica evita tener que darle mantenimiento a futuro. Fuente: Jardín - Crédito: Archivo Revista Jardín

Para un desayuno o un almuerzo, nada como este sector con una pérgola inundada de verde y perfumes, a los que se suman bancos fijos de mampostería de bajo mantenimiento. La pérgola de hierro liviana está cubierta con enredaderas de jazmines de leche, azórico y chino, dama de noche y glicina que, a lo largo de cinco meses, brindan un espectacular aroma y enriquecen la estadía. (María Laura Vidal Bazterrica, paisajista).

Este sector fue limitado por crocosmias, agapantos y salvias, para terminar de mimetizarlo con el entorno y separarlo de la zona de la pileta, dejando liberado un lateral para facilitar el acceso.

Jardín secreto

El cerco sirve para terminar de limitar y contener el espacio, que fue cubierto con piedras sueltas porque no crece el césped por la sombra que proyectan los arboles aledaños.
El cerco sirve para terminar de limitar y contener el espacio, que fue cubierto con piedras sueltas porque no crece el césped por la sombra que proyectan los arboles aledaños. Fuente: Jardín - Crédito: Archivo Revista Jardín

Un espacio residual en la esquina de un jardín puede convertirse en el sitio favorito para conectarse con la cama. En este caso, el suelo fue cubierto con granza y se agregaron bancos para darle intención y volverlo funcional. Los bancos de madera de Eucalyptus grandis usan los canteros de gramíneas como espaldar.

Descanso a la sombra

Izquierda: una media pérgola puede servir para dividir sectores o para remarcar un sendero. Derecha: la rusticidad del banco y sus líneas orgánicas logran que se integre con naturalidad en el paisaje.
Izquierda: una media pérgola puede servir para dividir sectores o para remarcar un sendero. Derecha: la rusticidad del banco y sus líneas orgánicas logran que se integre con naturalidad en el paisaje. Fuente: Jardín - Crédito: Archivo Revista Jardín

Izquierda: cuando el sol pleno impide aprovechar un lugar, una media pérgola puede ser la solución para dar sombra al caminante o remarcar un acceso. Las estructuras de hierro verticales y curvadas, con varillas de hierro redondo colocadas en forma horizontal, se recubrieron con rosales trepadores. Constituye un entramado que puede reemplazar una fila de árboles chicos.

Derecha: un jacarandá solitario cercano a la casa fue "envuelto" por un banco de madera. Debajo del árbol cuya función es generar sombra, un banco de madera de lapacho reciclada suma un lugar de estar. El banco en espiral se logró con el corte longitudinal de la madera, que fue ensamblándose para lograr las formas curvas. (Eugenia Anaya, Estudio de Paisajismo).

Encuentro en altura

Pérgola que genera sombra inmediata y permite el uso de la terraza como expansión del salón de usos múltiples.
Pérgola que genera sombra inmediata y permite el uso de la terraza como expansión del salón de usos múltiples. Fuente: Jardín - Crédito: Archivo Revista Jardín

Para atemperar el sol del verano y aprovechar la terraza del primer piso de una casa en un barrio cerrado, el arquitecto Pedro Insúa planteó esta pérgola. Para lograr mayor intimidad respecto de la casa vecina y paliar el sol de la tarde, se colocaron cables de acero verticales con los tensores sobre el lateral derecho. Se plantaron jazmines de leche en macetas jardineras de 40 cm de altura para que suban por los tensores y sumen su perfume en verano. El diseño bien neto del banco de mampostería se cruza con la pérgola y "tensiona" el espacio. El piso, de mármol travertino, fue alivianado con piedrita suelta (huevo de codorniz). ( María Laura Vidal Bazterrica, paisajista).

Verde intimidad

Los bancos ergonómicos de cemento pulido invitan a quedarse.
Los bancos ergonómicos de cemento pulido invitan a quedarse. Fuente: Jardín - Crédito: Archivo Revista Jardín

Una pérgola con forma abovedada construida con varillas de hierro puede generar un espacio de intimidad absoluta. El hierro trefilado de construcción forma el esqueleto de varillas entretejidas en este lugar de estar. Rodeado de una espesura de gramíneas y cubierto por enredaderas, se concibe un espacio generado por el follaje y los juegos de luces y sombras que se producen con el movimiento del sol.

Rondas de fogón

Los fresnos que contienen este espacio tienen la separación suficiente como para evitar que el fuego dañe sus copas.
Los fresnos que contienen este espacio tienen la separación suficiente como para evitar que el fuego dañe sus copas. Fuente: Jardín - Crédito: Archivo Revista Jardín.

Nada como un fogón para generar encuentro y distensión. El cerco de buxus, leitmotiv del jardín, hace las veces de respaldo verde para el nuevo banco y da intimidad. Se replicó la forma con el banco curvo de lapacho y el fogón de mampostería cubierto de adoquines se ubicó en el centro de la escena. Para lograr una sensación de mayor soltura, se plantaron Calliandra tweedii por detrás de los buxus y se mantienen sin podar. (Eugenia Anaya, Estudio de Paisajismo).

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.