Cambio de ruta

Federico Bonomi convierte la línea Herencia Argentina en una marca inspirada en una pasión masculina
Gabriela Cicero
(0)
10 de marzo de 2011  

Viajar sobre dos ruedas puede convertirse en todo un estilo de vida. Federico Bonomi, creador de Kosiuko junto a su mujer y socia, Cynthia Kern, es todo un ejemplo. Después de 20 años de construir su emporio (indumentaria, hoteles boutique, radio, aceites, vinos), el empresario de 43 años decidió involucrar parte de su vida en el negocio: su pasión por las motos clásicas. Herencia Argentina, hasta hace un año una pequeña línea de ropa de Kosiuko, nacida de la colaboración de Juan Manuel Bordeau, ahora deviene en marca totalmente inspirada en este universo masculino.

Bonomi recibe en su oficina desestructurada, que funciona igual que el living de una casa, con sillones de cuero gastado y el sonido de Pearl Jam en los parlantes. Sintetiza lo que les está pasando en los últimos tiempos, tanto a él como a su mujer, que cuanto más carácter personal le ponen a su empresa, mejor respuesta tienen. Pasó con Casa Chic, que inauguraron en Punta del Este y repitieron el éxito en Palermo, con su estilo para decorar el hogar.

Y ahora es el turno de Herencia Argentina, su pasión por el motociclismo, que lo acompaña desde siempre, tanto para ir y venir de la oficina como en los viajes de aventura por las rutas argentinas e internacionales. "Algo pasó. La gente se copó con Herencia Argentina. Y yo me pregunté: ¿qué pasa si les devolvemos Kosiuko a las mujeres?"

-¿Herencia Argentina nació con la idea de ser una línea o una marca?

-Estábamos con la duda de crear una marca de hombre. Como Kosiuko creció mucho quería empezar a dividir. Hacer algo más guarro, que los hombres estuvieran identificados con algo más...¡ power!

-¿Cómo definís el estilo? ¿Qué predomina?

-Hay mucho jeans, camisas, una onda argentina con mucho de la costa oeste de los Estados Unidos, algo de rock, brit pop. Bien masculina, telas nobles, de colores sobrios como negro, verde militar, sin estridencias ni brillos. Y de esos tonos indefinidos.

-¿Para qué segmento?

-Un hombre activo, joven hasta los cuarenta y largos que se viste como quiere.

-¿Cómo se tematiza el motociclismo?

-En estampas ligadas al submundo del motociclismo, como el rock, los tatuajes. Terminaciones más vintage, suéteres de estilo gastado, ropa muy funcional, como buzos para que no entre viento. Reeditamos camperas de cuero de los años 40 y 50, botas para motos, guantes, pañuelos. Pero no queremos hacer ropa técnica, sino que responda a un estilo de vida.

-¿Y algo para mujeres?

-Sí...(se ríe), algo va a haber. Una línea para chicas.

-¿Siempre diseñaste en Kosiuko?

-Sobre todo estuve detrás de los jeans y dando lineamientos generales. Pero en estas últimas temporadas estuve muy involucrado en el diseño por el cambio drástico.

-¿Cuáles son los hits de Herencia Argentina?

-La línea de chupines slim fit, y otra intermedia un poco más recta para piernas más fuertes. Y las camisas leñadoras.

-¿Quienes serían referentes de la marca?

-Gente real. O también podría ser alguien como Brad Pitt, un pibe barbudo, desprolijo, que anda en moto y en sintonía con lo que pasa en el mundo.

-¿Dónde se encuentra la gente mejor vestida, según la visión de la marca?

-En Los Angeles, porque además hay gente de todas partes. Y en Buenos Aires también. Hay mucha gente con onda acá. Tenemos mezcla de criollos con europeos, una raíz italiana fuerte e influencias del cine americano.

-Hasta ahora comparten local con Kosiuko. ¿cuándo abrirán los exclusivos?

-Este año, se viene el primer flagship y también los exclusivos. Por ahora los sectores están bien diferenciados de Kosiuko en los 26 locales. Ya habrá más novedades.

EL INVIERNO 11

En la nueva temporada que ya está, nada mejor que un buen par de jeans, camisa a cuadros y una campera de cuero. Lo demás es irrelevante. Las prendas urbanas, con aires grunge, proponen variedad de remeras de colores neutros, de buenas estampas, sin estridencias, para usar debajo de una camisa desabotonada. Además, camisas y sacos de paño estilo militar. Una colección desestructurada, canchera y muy masculina.

LA AVENTURA

Las motos de la campaña gráfica, en la que se ve al modelo Lucho Jacob, son más que una ilustración de moda de temporada. Las motos clásicas ganaron en los últimos tiempos las rutas, los garajes y, principalmente, la pasión de los argentinos que se hicieron de ellas, muchas de los años 30, 40 y 50, inglesas, americanas. Buscan repuestos, las arman, las recomponen, las lustran, hacen travesías. Esto tiene sangre, implica esfuerzo, es pasión. "Es que el argentino es fierrero, además de futbolero. Eso es herencia", sostiene Federico Bonomi.

"Esto no sólo es aspiración. Es acción. Por eso se me ocurrió salir de travesía con la marca por el país". Y agrega: "Armamos un taller mecánico rodante, y empezamos por el Noroeste. La Puna, un tanto dificultoso por la altura y la mezcla de gases ". Acompañaron a Bonomi amigos motociclistas y el fotógrafo Gabriel Rocca, que también tomó las imágenes en dos ruedas. Recorrieron La Quiaca, Tilcara, Salinas Grandes, San Antonio de los Cobres, Salta, Tafí del Valle, Cafayate, Catamarca. Y el recorrido por el país continuará. Bonomi no sabe todavía si harán Ushuaia-Río Negro, o Cuyo hasta La Rioja.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Moda y belleza

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.