Coloración. Los efectos que se consiguen según se aplique la tintura

Los distintos efectos de coloración que se consiguen según se aplique la tintura: balayage, bronde, californiana, ombré, palm paint y reflejos; para elegir, hay que saber cómo es cada uno
Los distintos efectos de coloración que se consiguen según se aplique la tintura: balayage, bronde, californiana, ombré, palm paint y reflejos; para elegir, hay que saber cómo es cada uno
Daiana Aguirre
(0)
9 de mayo de 2019  • 18:10

Antes de ir a la peluquería, entérate qué tipo de coloración podés hacerte o cuál es la que te queda mejor. ¿Qué es lo que distingue a cada una? Sus aplicaciones y efectos.

Dependiendo del método de aplicación y las zonas en donde se coloque la tintura, se logran distintos efectos en la coloración del pelo. En base a esto, cada técnica tiene su nombre y con ella se logran diferentes resultados.

Babylights: el objetivo de iluminar

Iluminación natural
Iluminación natural

Javier Sotelo, estilista técnico de GA.MA Italy y director creativo de Breikyn Hair Look, comenta que a este método se lo puede asociar con lo que antes se llamaba iluminación. La idea es crear un color de apariencia natural, con mechas muy finas y en gran cantidad, utilizando dos o tres tonos similares.

Florencia Candame, estilista y asesora de imagen profesional de Haut Hair, explica que "el babylight aclara dos tonos y se puede jugar con un matiz más frío (los cenizas) o más cálido (dorados y cobres)". El tono que se utilice depende del de la piel de la clienta y es un tipo de trabajo que se pide todo el año.

Balayage: el más elegido

Luz localizada
Luz localizada

Se caracteriza por ser un proceso a mano alzada en el que el colorista aplica la mezcla directamente con un pincel, iluminando las zonas que el cliente desea destacar. Sotelo explica que es una evolución de las mechas californianas. En este caso, el desgaste de puntas se hace hasta dos centímetros antes de llegar al cuero cabelludo. "Se apunta a imitar el tono del pelo de, por ejemplo, una niña de 12 años que tiene la raíz más oscura y el largo más claro. Tiene que ver con lograr el efecto del cabello natural", agrega.

Realizar este trabajo lleva entre tres y cuatro horas. Este tiempo es determinado por lo que tarde en generarse la decoloración según lo que demande el pelo de cada persona.

Bronde: perfecto para las morochas

El término bronde proviene de la unión entre dos palabras en inglés: blonde (rubia) y brunette (morocha). Es una variante del balayage, en la que se trabaja con tonos castaños. Se fusionan las distintas intensidades de marrones para aportar luz a las melenas más oscuras. Es una técnica popular en Latinoamérica y algunas de las celebridades que lo han elegido son Jennifer López, Olivia Palermo y Gisele Bundchen.

Californianas: la técnica que llegó para quedarse

Bajo este nombre se conoce al procedimiento en el que se aclaran solo las puntas del pelo. El método es el mismo que se usa para lograr las mechas tradicionales, pero se aplica en áreas de mayor tamaño, desde la mitad de la cabeza hacia abajo (es decir, de medios a puntas). Se lo conoce más como "desgaste de puntas" que consta de un degradado suave en el que la raíz conserva su color original.

Ombré: lo último en tendencia

En degradé
En degradé

Oscar Fernández Roho, director creativo de Roho Hair Boutique, detalla que es un trabajo de degradé bien diferenciado, de raíz a puntas (que siempre están más claras que el resto), en el que pueden entrar hasta cinco tonos distintos. Es la tendencia del momento y con ella se busca conseguir un contraste sombreado. Por su parte, el estilista experto Leo Leiva sostiene que esta técnica se combina con el tono natural del pelo y logra un efecto intercalado.

Palm paint: arte capilar

Color a mano
Color a mano

Leiva explica que es una técnica "más artesanal, con la que se logra un resultado delicado y relajado. El color se aplica con las palmas de las manos en el largo de todo el pelo". Avanza en contraposición de las mechas perfectas creadas con papel. ¡Ni siquiera se utilizan peines!

Reflejos: lo tradicional

Mechas reflejadas
Mechas reflejadas

Es el nombre genérico que se le da al trabajo de iluminación. Sin embargo, el reflejo se realiza sobre una mecha más gruesa y en cantidad. Para llevarlo a cabo, "se coloca la gorra, se saca la mecha a través de ella, se decolora y, finalmente, se aplica el color para tonalizar", especifica Sotelo. También se pueden trabajar con papel aluminio.

Por otro lado, Florencia Candame expresa: "generalmente, los llevan las chicas con bases claras para estar todo el año rubias. La diferencia es que va bien desde raíz y parece un rubio natural". En la actualidad, esta técnica ya se está reemplazando por el balayage.

Consejos para elegir

Javier Sotelo comparte dos tips fundamentales para considerar a la hora de inclinarse por una de ellas. Primero, asegura que "la técnica de color va con el corte de pelo. Las mechas se diseñan luego de definirlo". Por eso, si te vas a cortar el pelo, es necesario hacerlo antes de teñirte. Para seleccionar un tono, se aconseja saber que el ojo "soporta" hasta tres colores hacia arriba del color natural y tres hacia abajo. Hasta dos tonos más claros, el trabajo se considera iluminación.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Moda y belleza

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.