Diseñar con el pasado

Delia Piña
(0)
13 de septiembre de 2012  

¿Qué ideas creativas nos pueden ayudar a vestirnos, a incorporar nuevas piezas con diseños personales? Con habilidad y buena mano, o simplemente buscando, hay mucho más de lo que vemos en las vidrieras.

Lo mío no es echar mano al made in house , pero sí salir a buscarlo. Y en eso recordé a mi abuela. Ella convertía medias de nylon en abrigadísimas frazadas. Muy de los 80, que ahora es tendencia, tanto que la vi en la telenovela con más rating.

No es nada complicado, cuestión de tiempo y gusto. Una vez que las medias se corrían, mi abuela las cortaba y formaba un ovillo con el que tejía al crochet. Pero ninguna de sus seis nietas nos dedicamos a su hobby, y eso que las medias se nos siguen corriendo. Será por eso que en su momento me sorprendí con el trabajo artesanal de Alejandra Gougy, Cosecha Vintage, una versión de ese pasatiempo entrañable.

Lo bueno es que no es la única que valora lo manual o, mejor, que recupera desechos para convertirlos en ropa ponible.

No está difundida, pero la marca Poti, de Mariana y Liliana Potikian, me gusta. Ellas le dieron otro uso a las argollas de níquel y cueritos de la canilla. Formaron mandalas que se llevan en gargantillas, anillos y petos.

Y otra que hizo de esas cosas que nada que ver, algo que hoy tiene mucho de diseño es Deby Piwnica, de Neumática. Su aporte es importante: las cámaras de caucho tardan 500 años en degradarse, por eso las convierte en cancheras carteras y bolsos.

Por suerte esto no es todo. Uno de los grupos de diseño más creativo es, para mí, Perfectos Dragones, experto en transformar materiales y darles nueva apariencia. Van más allá y resignifican: funden picos de Plasticola sobre una tela y le transfieren un foil, para Glue .

Una enumeración como para tener presente que el futuro es hacer diseño con el pasado.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Moda y belleza

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.