En exposición

(0)
3 de marzo de 2011  

Más de 20 marcas llevaron sus propuestas invernales en ropa, zapatos, carteras, joyería contemporánea, bijou y ropa interior, que se fueron en manos de visitantes, fans de la moda y, sobre todo, en compradores no sólo nacionales, sino de tiendas internacionales. Un repaso de lo más destacado.

De autor

En su gran regreso, Varanasi fue lo más destacado también en el stand, donde sorprendió con la línea Varanasi Organic, realizada con textiles de algodón ciento por ciento naturales. Prendas suaves, lánguidas, en blanco, verde y negro, con estampas geométricas y ribetes a contratono. Las remeras rondan los $ 220; vestidos, $ 420, y las calzas con recortes sectorizados por $ 380. En Juncal 1280, y Salta 1861, en Rosario.

Romántica y teatral la propuesta de María Pryor. En su stand colgó una síntesis de la colección que mostró en el desfile, e incluyó prendas urbanas para usar en el día. Pantalones ecuestres de gabardina rasada, camisas medievales de cuello alto, encaje y mangas con apliques de cintas, y tapados de terciopelo de caída pesada con frunces en cuello y mangas, en rosa, verde húmedo y gris. Todas están disponibles en la tienda Bucéfalo, en la galería Promenade

Más austero, el espacio de Vicki Otero, que exhibió prendas de sastrería de tipología folklórica, su último trabajo. Al alcance de la mano, ahora en su local de El Salvador al 4700: sacos cortos de paño por $ 920; faldas amplias, $ 370; camisa con gran pechera de volados por $ 260, y vestido con mangas voluminosas, $ 420.

Look masculino

Fiel a su filosofía de cuidar el medio ambiente, el showroom de Grupo 134 estuvo iluminado con lamparitas de bajo consumo. Debajo, prendas masculinas de impronta minimalista, en blanco, negro y gris. Propone buzos amplios de algodón por $ 369; impermeables, $ 730, y jeans slim ultra black, $ 290. Romina Cardillo y Diana Muia adelantaron que el próximo verano exhibirán sus primeras creaciones para mujer.

Amsterdam, de Cohen-Agopian, mostró camisas entalladas con interiores de cuellos a lunares, rayas o flores, y detalles a contratono en puños y corbatines, por $ 290 y $ 320. Suma pantalones en denim celeste, $ 360, y accesorios. De BAF a El Salvador al 4600.

Doma -que hoy también está a pasos del anterior, en la misma cuadra-, con stand e instalación aparte, dejó en claro que su especialidad es el cuero para hombre y mujer con camperas de oveja, chaquetas cortas con cuellos de piel desmontables, y otras de corderito, jeans o paño, variantes desde $ 1800. En el cierre de la semana, brindis por su participación, DJ incluido.

Sastrería clásica con básicos urbanos, lo de Mancha Real ( http://www.manchareal.com.ar/ ) para hombres y pequeños hombres; es que desde hace tres años repite sus modelos a escala, para chicos. Hay chalecos gordos impermeables por $ 400; sacos de gabardina rayada, $ 700; montgomeries de paño y polar con broches de resina esmaltada, $ 650, y remeras rayadas de manga larga a 140 pesos.

A paso firme y abrigado

Zapatos originales confeccionados con recursos no explotados en el rubro llevó Pilomagliano ( http://www.pilomagliano.com/ ). Aprovechó el espacio para desplegar variedad de modelos en el piso y tentar a fanáticas a probárselos todos. Zapatos con maxiplataforma escondida, con taco de acero en forma de U, otros con sogas que en envuelven tobillos, chapitas, cadenas, apliques de tachas y cierres. De $ 360 en adelante, con modelos especiales por pedido.

Colorido y alegre el espacio de Ríos Benso, que anunció la apertura de su primer local en Arenales 1239. Hechos a mano, cabritillas grabadas en bordó, verde musgo y azul con acentos en naranja, colorado y mostaza. Los modelos van desde mocasines con flecos (a partir de $ 600), botas cortas con puntera pintada a mano, restos de papel picado y calcos, onda carnaval (desde 700), hasta tacos altos con plataforma para una noche especial (de $ 800 en adelante).

Blackfin ( http://www.blackfin.com.ar/ ) y Alwe ( http://www.alwe.com.ar/ ), dos marcas que salieron de lo común. La primera hizo gala de sus zapatillas que combinan distintas texturas en modelos de cuero de caña media ($ 420), botitas ($ 330) o panchas bien cómodas ($ 230) en marrón, gris, negro, cuadrillé y escocés. Para los rockers, un adelanto de las zapatillas inspiradas en la banda Nirvana, que viene con una cuerda de guitarra de regalo. Disponibles en el local de Unicenter a partir de abril. Muy cerca, las alpargatas de Alwe también captaron la atención, es que hay rayadas, animal print, escocesas, príncipe de Gales y más. Con suela de PVC inyectada y hechas en telas de algodón, lino y poplines, superlavables, para meter en el lavarropas sin que se arruinen, prometen. Desde el número 34 hasta el 45, por $ 56.

La colección de Huija -hoy ya en Armenia 1780- remite a los sueños de la infancia, por eso su stand fue uno de los más decorados. Destacó prendas de estampas de animales salidos del bosque, buzos colegiales con apliques tejidos, polleras plisadas, leggings y tejidos largos. Todo para combinar con botas de cuero de base de madera y con apliques pelo de oveja en el puño, mocasines, botinetas texturadas o botas impermeables coloridas para andar en la nieve.

En tanto, Clan Issime ( http://www.clan-issime.com/ ) se inclinó por el look aviador. Sumó chalecos de piel, capas en paño con pelo ($ 690), remeras de jersey y algodón ($ 139) y botas con corderito en el interior (desde $ 490), entre otros.

Hilados

Siempre lleno estuvo el búnker de Manuela Fernández ( http://www.manuelafernandez.com.ar/ ). Asesoró a clientas y compradores sobre sus diseños, que esta temporada tienen impronta folk. Prendas artesanales tejidas en mohair con puntillas en crochet, chalecos largos de lana y gamuza ($ 520), boleros románticos con torzadas de hilo y apliques de rosas ($ 350) y toreritas de jean con mangas tejidas y borlas de tela ($ 460) fue lo más ponderado y vendido. Para el frío intenso, acierta con mantos bordados de lana gorda y ponchos en tonos tierra con destellos naranja, amarillo y bordó.

Otra de las que trabaja con técnicas manuales para el desarrollo de sus prendas es Paula Ledesma ( http://www.paulaledesma.com.ar/ ). En dos agujas, crochet y macramé presenta suéteres largos con cuello importante y mitones incluidos por $ 520, sacos de lana con dobleces en el cuello a $ 370, boinas de crochet en dos tonos a $ 70 y polainas desde $40. La novedad, a fines de abril abrirá las puertas de su primer local en Scalabrini Ortiz 1033.

Alejandra Gougy, creadora de Cosecha Vintage (Quintana 48), no deja de lado el trabajo con los desperdicios de las medias de nylon, recurso que aplica en sus prendas tejidas. Desde círculos, recortes y flores hasta ovillos de medias que luego teje al crochet, para hacer vestidos, tapados largos, suéteres y capas (desde $ 500) en tonos piel, rosa, tostado y blanco. Como complemento, lanzó la campaña solidaria De los pies al corazón, en la que invita a dejar las medias de nylon rotas o que ya no se usen en su local para reutilizarlas tejiendo mantas para hogares carenciados.

Piezas únicas y bijou

Unicas y contundentes, las joyas de Gabriela Horvat, ahora en Honduras 5238, que este invierno se sugieren como talismanes. Mezcla lana, piedras naturales, plata y cobre para hacer verdaderos objetos de diseño, esos que al usarlos se llevan todas las miradas. Collares tejidos con distintas lanas y piezas metálicas, hechos con hilo de seda, chaguar, mostacillas, piedras y plata, desde $ 1200. También, gargantillas de hilo con forma tubular e incrustaciones, por $ 720, y brazaletes con corales rústicos.

Las piezas de Luz Arias -que después de BAF las colgó en Galería Promenade, local 39- vienen recargadas, enruladas y coloridas. Tienen el acento puesto en la robustez de los materiales que utiliza, como en los anillos de plata con piedra mastita o con cristal con grafito, desde $ 700. Los collares llevan doble vuelta y mix de color con crisopacios verdes, corales pulidos y cristal de roca.

Para ir abrigada y con buen look nada mejor que los echarpes de Las Penélope (Ayacucho 1880), hechos de mezclas de lanas, cintas, pompones, pieles y con broche bordado desmontable, a $ 195. Además, sus accesorios de alambre tejido característicos. Lo más destacado: brazalete con bolitas metálicas a $ 129; fajas tejidas con cierre de metal, $ 149; en cobre, plata y dorado, y pulseras de alambre con moño o tachas, desde $ 55.

Millones de corazones de papel metalizado daban la bienvenida en el rincón de Positivo, que sigue exhibiendo su bijou de temporada en Honduras 4866 y sucursales. El color fue la constante para evocar el estilo hippie, romántico o vintage. Las ventas fueron un hecho, el último día de BAFWeek pocas cosas quedaban en vidriera. Se llevaron aros extralargos con piedras, rosas, plumas y flecos desde $ 135, pulseras trenzadas de gamuza en $ 60, broches con piedras y cintas a $ 78 y pashminas de encaje y crochet a $ 138.

Carteras, sombreros y más

Por primera vez, las carteras y los bolsos de Escudo Prana (http://www.escudoprana.com). Su stand, otro de los más visitados, tentaba a tocar y colgarse todo, y su dueño, Emiliano Albanese, no decía que no. Orgulloso ofrecía sobres rectangulares de pelo de potro a $ 435, maxibolsos de viaje de cuero y pelo a $ 970, morrales con dos aperturas individuales, de cuero fruncido, gamuza y tachas por $ 675. Otros imperdibles, cartera tejida con manijas y recortes de cuero grabado, desde $ 675, y sobres porta notebook de pelo y cuero a $ 470.

En tanto, en el espacio de Cul de Sac (R. Peña 1182 ) los elogios se los llevaron los portafolios de cuero, con más bolsillos, buscallaves y tiras regulables en color tabaco, negro, cemento y rojo, un must del invierno, a $ 790. También suma carteras con flecos, borlas y manijas trenzadas desde $ 390

Las prendas íntimas también dieron el presente con Jesús Fernández, que desplegó los modelos de C´est Chic, su último trabajo en géneros italianos de alta calidad. Camisolines con puntillas, cintas y encaje, corsetería en brocato y conjuntos en devoré y tul con breteles animal print. Para noches románticas, desde $ 160 a $ 360.

Solange Mayo, dueña de S-Mode, hizo pie con su línea de lencería y vestidos de noche. Colgó soutiens con o sin aro, sugestivos bodies y bombachas delicadas. Sumó vestidos con bordados artesanales en guipure, seda y terciopelo y tops con apliques de flores de gasas y satén. Todo estará en venta dentro de un mes en su local de Dardo Rocha 3220, Martínez.

Probarse uno tras otro y jugar frente al espejo parecía ser la consigna en la esquina que ocupó Lara Grinberg con Compañía de Sombreros. Mujeres y hombres de todas las edades encontraron el suyo entre cosacos de piel ($ 128), gorros con visera ($ 148), impermeables de ala corta ($ 65) y capelinas de fieltro con plumas en la copa ($ 320).

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Moda y belleza

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.