¿Las aplicaciones reemplazan a las agencias de modelos?

La autogestión de las carreras de modelaje a través de las redes sociales cambia las reglas tradicionales del negocio e impone códigos diferentes.
La autogestión de las carreras de modelaje a través de las redes sociales cambia las reglas tradicionales del negocio e impone códigos diferentes. Crédito: Shutterstock
Alejandro García
(0)
11 de mayo de 2019  

En esta sociedad moderna existen agencias de modelos virtuales: el cliente y la modelo negocian el trabajo de manera particular. ¿Solamente un nuevo modelo de negocio que reemplaza el factor humano?

En los 90 Pancho Dotto recorrió el país buscando la modelo del momento, sus concursos consagraron a chicas que venían desde lugares desconocidos. Hubo top models, modelos conocidas y quienes se dieron el gusto. Lo mismo ocurrió con Ricardo Piñeiro en el 2000. Con el concurso Super M cientos de jóvenes hicieron fila en el Hipódromo de Palermo para saber si serían la próxima modelo top. Todas querían pertenecer a una agencia de modelos.

El año pasado, a Milagros (17) le dejaron un mensaje privado en su Instagram: "Trabajo en una agencia de modelos, soy scouter, vi tu perfil. Si te interesa comunicate conmigo". Los métodos para hacer scouting (búsqueda de modelos) son cada vez más amplios. Las formas tradicionales, ¿quedaron oxidadas? ¿Son necesarias las agencias de modelos?

La tecnología, sin freno de mano a mano, desarrolla asistentes de vida en todos ámbitos.

Hoy existen aplicaciones que compiten con las agencias tal como se las conoce. ¿Una amenaza virtual? Por ejemplo, UBooker, una aplicación que funciona como agencia de modelos, la contratación por parte de clientes elimina agencias, directores, bookers y también costos. Clientes y modelos se conectan como si se tratara de la contratación de un departamento por Airbnb.

Ahora bien, y sin personas físicas a la vista, ¿quién se hace responsable por esas modelos ante el trabajo? ¿Cómo saber si el cliente y el trabajo existen? Lorena Ceriscioli, ex modelo y directora de Lo Management, considera que las aplicaciones no son competencia, y agrega "Me da un poco de nervios el tema de los clientes, ¿quién te asegura que existen? ¿quién los conoce? ¿cómo y quién chequea esa data? ¿quién asegura que son de fiar?".

Si algo sucede, ¿quién responde por esa modelo?". Emiliano Mocchiutti de Look 1 tiene su punto: "Nosotros reclutamos talentos, los formamos y desarrollamos una carrera acorde a cada perfil. Hay diferentes tipos de agencias y representantes, algunas son meros intermediarios entre modelo y contratante, solo organizan una agenda y se encargan de la facturación. Para ellas las aplicaciones pueden ser una competencia y hasta ser reemplazadas. Nosotros hacemos otro trabajo: la formación. El modelo llega en su estado natural, hay que desarrollar y fortalecer una personalidad y mejorar los puntos débiles a nivel estético".

A Andrea Abregó la descubrió un scouter de Look 1 en Eldorado, Misiones cuando tenía 16 años. Viajó a Buenos Aires, donde aprendió a ser modelo. "En la agencia trabajaron conmigo, armaron mi book y empecé a hacer editoriales; dos meses después llegó mi primera campaña y a los seis viajé al exterior. Fueron más de 10 años. Hice un trabajo sin agencia, los clientes me contactan por Instagram y confían en mí".

Pero Sidney Scott y Mora Baldo, directores de Pink Models sostienen que "una agencia de modelos es fundamental para que el desarrollo de una carrera pueda perdurar en el tiempo. Nosotros brindamos las herramientas necesarias dependiendo de la etapa en que se encuentre la modelo y cuidamos sus intereses para que puedan trabajar y hacer exclusivamente su parte; es un trabajo en equipo".

Pancho Dotto, por su parte, opina que "la agencia y el manager son necesarios desde el comienzo de la carrera. Ponerle valor agregado a su trabajo sólo lo sabe hacer el agente, y también elegir el cliente que más le conviene. Lo que pasa es que acá el trabajo de manager está desfigurado, la gente cree que es alguien que está tomando daiquiris debajo de una palmera. En mi caso nunca fue así".

El factor humano

Aunque algunas agencias usan las redes sociales para la búsqueda de nuevas caras, todos coinciden que los viajes de scouting continúan en todo el mundo. La discusión en este sistema son el factor humano y las responsabilidades de ambos lados. "Hoy mas que nunca, tener una relación humana y de confianza y profesionalismo en nuestra agencia es fundamental y no tiene precio. Trabajamos enfocados en mantener un ética laboral seria y profesional a partir del cuidado de las modelos que representamos y de los clientes con los que trabajamos." completa Ceriscioli.

¿Una modelo se puede manejar sola? Puede, pero necesita saber de qué se trata el mercado. La carrera de modelo es un trabajo a largo plazo con plazos cortos de tiempo. "Para comenzar es recomendable tener una agencia, sobre todo para estar a punto con el trabajo e insertarse en el mercado y entender las pautas contractuales del uso de nuestra imagen" aclara Abregó.

"Hay muchos factores externos que manejar y negociar, la modelo al estar en una agencia se encuentra 100% resguardada" dice Scott.

Una agencia virtual no es más que una aplicación y un nuevo modelo de negocio y la contratación a través de una aplicación puede traer riesgos importantes. Los modelos suelen ser personas muy jóvenes a quienes hay que acompañar. ¿De quién es la responsabilidad en un mundo que también las prefiere, muchas veces, menores de edad? Porque las responsabilidades son de un lado y del otro, cliente y modelo. Y en este caso el trato personal es fundamental.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Moda y belleza

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.