Por un envejecimiento saludable

Del especialista Nicholas Perricone, la teoría de la inflamación celular y su influencia en el deterioro precoz. La alimentación y los cosmecéuticos son clave para revertir este fenómeno. Te contamos qué comer, qué evitar y qué es la nutrigenómica
Paula Cipriani
(0)
16 de mayo de 2013  

El doctor Nicholas Perricone es un dermatólogo e investigador estadounidense reconocido mundialmente como experto en envejecimiento saludable. Su trabajo es prevenir y paliar los efectos negativos de la inflamación crónica que, a su criterio, causan el envejecimiento y ciertas enfermedades. Así se transformó en un precursor de la medicina anti aging. En 1997 creó su propia línea con cosmecéuticos para el cuidado de la piel (a fines del año último llegaron al país) y hoy tiene 116 patentes. Para él, desde el comienzo los secretos del envejecimiento saludable estuvieron ligados a la alimentación. Te contamos de qué se trata su teoría.

La teoría de la inflamación celular . Es el mayor precipitador de envejecimiento y enfermedades relacionadas con la edad (afecciones cardíacas, diabetes, Alzheimer, artritis, algunos tipos de cáncer, y piel arrugada y sin firmeza). Esta inflamación es invisible al ojo y desencadena radicales libres que dañan las células, y causa daño y envejecimiento.

Las causas de esta inflamación . Una dieta con carbohidratos con alto índice glucémico, un sistema inmunológico debilitado, exposición excesiva a luz ultravioleta, cambios hormonales, estrés y el hábito de fumar.

La dieta antiinflamatoria que retrasa el envejecimiento . Hay que basar la alimentación en proteínas de alta calidad, presentes en pescado, moluscos, aves de granja y carnes alimentadas con pasto. Incluir carbohidratos con bajo índice glucémico, incluyendo frutas y vegetales, cereales integrales como avena, legumbres como porotos y lentejas. No deben faltar las grasas saludables encontradas en peces de agua fría (salmón, sardinas, arenque, anchoas), nueces, semillas y aceite de oliva. Es muy importante tomar ocho vasos de agua por día y sumar bebidas antioxidantes, como té verde. Estos alimentos actúan como antiinflamatorios naturales y ayudan a mantener normales los niveles de insulina y de azúcar en sangre.

¿Por qué es tan difícil sostener dietas saludables? No se suele comer las proteínas adecuadas en cada comida, lo que naturalmente disminuye el apetito y acelera la reparación celular de todos los sistemas de órganos, incluida la piel. Otra razón es la falta de sueño. Quienes no duerman un mínimo de ocho horas por noche tendrán ansias de alimentos grasos y almidonados. Para mantener un peso ideal es clave suprimir los carbohidratos con alto nivel glucémico, como comidas muy procesadas, pastas, panes, productos de panadería, confitería y fritos. Estas comidas provocan un aumento rápido del azúcar en sangre. Por eso evitarlas es clave para alcanzar una longevidad agradable con claridad mental y piel hermosa.

Mapa genético . Gracias a un área de estudio emergente conocida como nutrigenómica, no hay que limitarse a la constitución genética, sino que se puede cambiar por un perfil más favorable. La palabra nutrigenómica es una combinación de nutrición y genómica que describe la relación entre dieta y expresión génica. Al utilizar nutrigenómica se pueden activar genes protectores y desactivar otros con un efecto negativo para nuestra salud.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Moda y belleza

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.