Quiénes son las estilistas de las famosas

¿Quiénes visten a las celebrities? Tres estilistas: Carolina Marafioti, Vicky Miranda y Mechi Ugarte definen el look de las modelos, cantantes y actrices famosas. Cuentan cómo lo hacen y qué hacen con ellas. Ugarte eligió para Pampita un vestido de tul nude de Javier Saiach y joyas de Rubí Rubí.
¿Quiénes visten a las celebrities? Tres estilistas: Carolina Marafioti, Vicky Miranda y Mechi Ugarte definen el look de las modelos, cantantes y actrices famosas. Cuentan cómo lo hacen y qué hacen con ellas. Ugarte eligió para Pampita un vestido de tul nude de Javier Saiach y joyas de Rubí Rubí.
Alejandro García
(0)
30 de enero de 2019  • 15:38

Su trabajo no se ve pero es el que más se luce. La labor de las estilistas de las celebridades es, muchas veces, el secreto mejor guardado. En Argentina, Carolina Marafioti, Mechi Ugarte y Vicky Miranda trabajan en la imagen de mujeres famosas, talentosas y también deseadas.

Cuando Lady Gaga apareció en la alfombra roja de los Golden Globe envuelta en una nube de tafeta color lavanda signé Valentino, pocos sabían que los responsables de ese look, que dio vueltas al mundo y se convirtió en trending topic inmediatamente, eran Sandra Amador y Tom Eerebout, sus flamantes estilistas.

Son desconocidas y trabajan desde las sombras, son las expertas del detrás de escena de cada look. Y, curiosamente, su trabajo es el que mas se ve. Se trata de las estilistas de las famosas, la que tienen una misión que nace de la confianza entre famosa y asesora, es una relación que traspasa la sociedad laboral y continúan, o derivan casi siempre, en una amistad. Estilistas y celebrities se unen en una cómoda complicidad. Se encargan de ayudarlas con el vestuario, pero también de escucharlas más allá de la frivolidad de un evento o un look. Los vínculos de moda inevitablemente se vuelven personales y decantan en relaciones verdaderas.

Mechi Ugarte: "Somos las que resolvemos el qué me pongo"

Mechi (Mercedes) Ugarte, recibida en Bellas Artes, tiene una carrera en moda que comenzó en la década del 90 con Alejandro Ruiz, quien se encargaba de producir los desfiles en los shoppings. También trabajó en los monumentales desfiles de Roberto Giordano junto a Lucía Uriburu además de diferentes experiencias de styling en revistas locales, y campañas de marcas y diseñadores con fotógrafos como Javier Alvarez y Fabian Laghi. Desde hace 15 años, también trabaja con Benito Fernández. Hoy tiene en sus manos el look de Carolina Pampita Ardohain. "Estoy con Caro desde 2008 o 2009, hace tantos años que ya no recuerdo. Trabajo desde hace años con la maquilladora Estefanía Novillo, que es íntima amiga de Pampita y ella fue la que me recomendó. Mi trabajo es ayudarla con sus looks en sus programas de TV y campañas gráficas acá, en Chile o donde sea que le toque trabajar".

Pampita es sexy hasta cuando está en jeans y remera blanca. Ser sexy es su actitud en la vida. La idea es que esté a la par del evento al que está convocada sin dejar de ser ella y que resalte

Mechi Ugarte eligió un vestido laminado gris de El Camarín; otro en dorado con gran tajo de Marcelo Giacobbe, y una opción en azul Francia de Roma Renom
Mechi Ugarte eligió un vestido laminado gris de El Camarín; otro en dorado con gran tajo de Marcelo Giacobbe, y una opción en azul Francia de Roma Renom

–¿Qué significa ser asesora de imagen o estilista de una famosa?

–Supone estar pendiente de su imagen e implica asesorarla para resaltar su belleza al máximo y que, a la vez, que esté acorde al evento en el cual se va a mostrar. Significa encontrarle un sello personal, para que sea ella misma y esté actualizada.

–¿Cómo es ese trabajo?

–Principalmente hay que buscar la ropa que va a usar, tanto para programas de TV, galas o eventos varios, y hacer las pruebas necesarias para que quede todo a su medida. También, supone un trabajo en conjunto con el equipo de peinado y maquillaje para que el look completo esté perfecto. En el caso de Pampita trabajamos con Estefanía Novillo y Zacarías Guedes y Lucas Barbolla de Estudio H, que es a mi criterio el mejor equipo que puede tener. Con ellos pensamos qué pelo y qué make-up va para cada look. Carolina es muy fiel con su equipo. Cuando trabajás el look completo de esa manera se consigue un resultado o un look armonioso. A esta altura somos un grupo de amigos que nos divertimos cada día de trabajo y vamos buscando nuevos desafíos.

Ver esta publicación en Instagram

Gracias por las flores! #cunpleaños @grupobrandy

Una publicación compartida de Mercedes Ugarte (@mechiugarte) el

–Entre el personaje y la persona, ¿cómo es trabajar con ella?

–Es fácil, es una de las mujeres mas lindas de Argentina y súper profesional. Ama lo que hace y siempre coopera y está al tanto de todo, busca referencias y sabe lo que quiere. Le encanta trabajar y eso hace que sea mas fácil. Tiene mil cosas por semana y aunque a veces esté agotada es como el ave fénix, se prenden las luces y sale sonriendo como si fuera lo único que hace en el día. Ella es una más del equipo y es súper fiel y agradecida. Para mi es un placer asesorarla.

–¿En qué consiste ese trabajo, hay fórmulas?

–No hay formulas, pero hay cuidado. Tengo que conocer muy bien qué le va a quedar bien y qué no. Trato de probarle todo porque es muy chiquita y muchas veces tengo que mandar a achicar la ropa para poder resaltar sus curvas. Tengo que conocerla bien, es decir, la conozco bien, y como no siempre tenemos tiempo, trato de anticiparme un par de semanas, sobre todo en los programas de TV. Muchas veces los eventos se multiplican y mi tarea es que no le falte ropa.

–Una frondosa agenda de diseñadores y marcas…

–Tengo mucho contacto con los diseñadores, vivo con el teléfono en la mano buscando opciones que se las muestro a Carolina y voy haciendo las correcciones que me pide.

Moda es algo que vamos construyendo con los diseñadores, estilistas, maquilladores y peinadores

–¿Cuánto hay de moda y cuánto de psicología?

–Es una mezcla de las dos. Pampita eligió ser un ícono de moda y para mi es un desafío, me hace siempre ir por más. Pero logré conocerla bien y hacer que ella no pierda su esencia en ese proceso. No es lo mismo hacer un editorial en el que decido qué le pongo a la modelo y con qué actitud –eso es moda pura–, que cuidar la imagen de un personaje que si bien está bueno que esté a la moda debe tener su estilo personal.

–En referencia a la asistencia de moda ¿cuándo está terminado tu trabajo?

–Cuando en el escenario, la red carpet o el set de TV la veo hecha una diosa. Y para mi alegría todavía me sigo sorprendiendo.

–¿Cuál es tu concepto de moda?

–Moda es algo que vamos construyendo con los diseñadores, estilistas, maquilladores y peinadores, es lo que se usa pero nosotros hacemos que pase. En nuestros rubros somos creadores de moda y tendencia.

–¿Qué es el estilo?

–Es adaptar la moda a lo que a uno lo representa. Tener estilo es saber elegir lo que te hace sentir bien, aquello que va a resaltar lo bueno y esconder lo malo construyendo así una imagen personal.

Vicky Miranda: "El estilismo es un oficio en el que la moda es una pasión"

Vicky (Victoria) Miranda viene de una familia tradicional de financistas y empresarios argentinos. Luego de recibirse con diploma de honor en la carrera de recursos humanos, para satisfacer los deseos familiares, se abocó a la moda, una pasión que siempre le había gustado. Estudió maquillaje con Sebastián Correa y trabajó en la sucursal argentina de Emporio Armani como relacionista pública. Gracias a Correa empezó a asesorar a Andrea Frigerio, luego llegarían sus días editoriales en las revistas Gente y Hola, en las que se relacionó aún más con celebridades. Ser asesora de imagen de una famosa significa "armar una estrategia en base a los puntos fuertes y débiles para poder potenciar la imagen de la persona. Mi trabajo arranca con una reunión previa en la que pueda captar la imagen y la personalidad de mi clienta. Charlamos mucho y tenemos un feedback de lo que ambas queremos lograr". Sobre ese punto de partida hoy trabaja con Tini Stoessel, Catherine Fulop y Oriana Sabatini entre otras.

Para Tini, vestido largo midi con laminado plateado de El Camarín y minivestido con un hombro también en plateado de María Gorof
Para Tini, vestido largo midi con laminado plateado de El Camarín y minivestido con un hombro también en plateado de María Gorof

–¿Cuál es tu trabajo específico con tus clientas?

–Asesorarlas en la ropa, el pelo y el maquillaje para que puedan lograr una imagen correcta para sus diferentes compromisos laborales.

–¿Cómo es trabajar con mujeres que también son personajes?

–Por suerte son todas muy buena onda y a esta altura somos muy amigas. Pasamos mucho tiempo juntas lejos de nuestras familias y se arma una relación de confianza y amistad muy solida. Disfruto mucho mi trabajo porque estoy rodeada de gente que va mas allá de una relación laboral. Hay que lograr el equilibrio perfecto entre el trabajo y la persona cosa que no es fácil porque yo tengo que ser totalmente sincera.

–¿Y cómo manejas la sinceridad sin que se enojen?

–Creo que todo se basa en el modo; si uno tiene un modo lindo para hablar es muy difícil que el cliente se ofenda. Lo más importante en este trabajo es no creérsela. Yo trabajo y después sigo mi vida normal. No soy cholula y tampoco busco ser famosa por estar rodeada de gente talentosa. Creo que por eso también confían tanto en mí. Es muy importante la educación, no ser invasiva y saber cual es mi lugar.

–En este caso, ¿moda y psicología van de la mano?

–Hay un 50 y 50. Hay mucha psicología porque yo necesito cambiarles el chip y sobre todo darles muchísima seguridad. Si me muestro insegura se los transmito y se rompería la confianza. Una vez que confían en mi todo fluye y se entregan.

Ver esta publicación en Instagram

Peace of mind

Una publicación compartida de Victoria Miranda (@vickii_miranda) el

–Supongo que existen los caprichos, ¿cómo te manejas en esos momentos?

–Caprichos siempre hay. Trato de manejarlos con mucha calma y siempre busco la forma de consensuar. No le sirve a nadie ponerle un vestido por ejemplo que a mi me gusta si la clienta está incómoda o disconforme. Se refleja en su ánimo y el publico percibe todo. Es muy importante que esté conforme. Un buen vestido con una cara "incómoda" no sirve.

–¿Cuándo consideras que tu trabajo está terminado?

–Cuando la clienta sabe y conoce qué cosas le quedan bien o no, cuando se siente cómoda y segura con ella misma. Pero eso se aplica para clientas no conocidas. Las celebridades por lo general no tienen tiempo ni para armarse un look; por eso que me llaman constantemente. No tiene un fin porque en mi caso trabajo las 24 horas.

–¿Cómo balanceas el estilo de cada clienta respecto de las necesidades del momento?

–El balance en cada una es fundamental. Una puede ser sexy y querer estar toda escotada pero si la invitación es a un lugar que tiene un dress code protocolar no podes ir vestida ordinaria ni muy sexy. Es educación y en esas situaciones me pongo firme porque la mala crítica de los medios nos perjudica a ambas. No sirve encapricharse porque todos salimos perjudicados. Priorizo la elegancia y la clase en todos mis looks. No me gustan las plataformas, ni lo recargado, soy mas clásica. No solo las clientas me buscan a mí, también elijo con quienes trabajar. En todos los looks que armo me siento caracterizada. Jamás podría vestir a alguien con algo que a mi no me gusta.

Mi trabajo implica creatividad y un ojo afilado. No es lo mismo un desfile, tapa de revista, show o un videoclip. Como tienen salidas sobre la hora, soy muy ordenada y resuelvo. Me llaman y estoy.

–¿Qué es la moda y qué es el estilo?

–La moda es el reflejo de situaciones que ocurren en un determinado momento. El estilo tiene que ver con la capacidad y la creatividad para jugar con la moda, y eso es lo que diferencia a una persona de otra. Si nos basamos exclusivamente en la moda estaríamos todos uniformados. El estilo tiene que ver con ese toque personal que le damos a la moda.

–¿Cuánto hace que asesorás a Tini Stoessel?

–Me busco ella hace 3 años. Nos conocimos en una nota en la que yo era la productora y ella justo terminaba la etapa de Violeta y necesitaba hacer un cambio de imagen. Me preguntó si yo la podía ayudar y así nació nuestra relación. Hoy además de trabajar juntas somos íntimas amigas.

–¿Cómo es trabajar con ella?

–Antes la veía como una clienta. Hoy es una amiga para a la que además trabajo. Mejor imposible, nos llevamos muy bien, la pasamos bomba. Estoy muy agradecida.

–¿Cuál exactamente es tu trabajo?

–Me encargo de todo lo que tiene que ver con su imagen: para un show, los clips, las fotos para las revistas, los eventos etc. Estoy detrás de todo lo que refiere a su trabajo.

–En estos años pasó de adolescente a mujer ¿cómo fue vestirla en ese proceso?

–Fue un gran desafío para las dos despegarse de la imagen de Violeta para ser Tini. Hoy es una it girl. Lo que se pone a las pocas horas ya es récord en ventas. Tanto que hasta de Valentino la llamaron para vestirse.

Para Carolina Marafioti confiar es clave

Carolina Marafioti estuvo siempre conectada al mundo de la música. Es hija del famoso conductor, locutor, productor discográfico y musicalizador de radio Mochín Marafioti y creció junto a Chico Novarro, el segundo marido de su madre. "Empecé por casualidad. Siempre me gustó la moda, me encantaba vestir a mis amigas, les sacaba fotos, les armaba equipos con los que tenían en sus placards. En ese momento estudiaba arquitectura y mi hobbie era ayudarlos con la ropa. Mi hermana era amiga de Julieta Díaz y estaba por filmar el vídeo Mariposa traicionera con Maná. Como no se sentía segura con la propuesta de vestuario me llevaron a mi y di mi opinión, y a partir de ese momento Julieta me ofreció que me encargue de vestirla cada vez que tenía una nota". Hoy Andrea Rincón, Julieta y las otras mujeres del clan Ortega y Nancy Dupláa, entre otras, le confían el look.

El gran cambio fue Andrea Rincón. Y Marafioti lo destaca: "Hace casi 2 años Andrea me contactó por recomendación de Julieta Ortega cuando fue nominada por La Leona como Actriz Revelación. Ella estaba de viaje y me llamó para decirme que quería vestirse de rojo con un vestido sirena. Le dije que no en la primera charla. Pensaba volver un día antes del evento, le rogué que cambie el pasaje y llegó 4 días antes. Mientras tanto, hice un scouting de diseñadores con sus vestidos y la verdad es que no tuve buena respuesta. Quería pasar la barrera de quién podría ser la persona para este desafío. Andrea venía de hacer teatro de revista y estaba empezando una carrera prometedora como actriz. Buscaba algo moderno, un diseñador de vanguardia que cuadre con el evento. Pensé en Jessica Trosman y su marca JT. La llamé y le dejé un mensaje de 4 minutos: me recibió con los brazos abiertos: Acepto el desafío, me dijo. Andrea volvió y luego de la prueba de vestidos, elegimos uno totalmente neto y sin escotes. Ante la inseguridad de Andrea le dije: Dame esta oportunidad, si alguien te critica o te sentís mal, no nos vemos más. Me dejó todo, me regaló su confianza. Andrea Rincón ganó el Martín Fierro! Posteriormente a los Martín Fierro, Carolina recibió mensajes de 3 diseñadores pidiéndole disculpas por no haber accedido".

Marafioti es la artífice del cambio de look de Andrea Rincón. Y desde que es su estilista prefiere que se vista con las piezas de JT (Jessica Trosman) y las acompaña con la joyería contemporánea de Finn, diseñada por Paula Giecco
Marafioti es la artífice del cambio de look de Andrea Rincón. Y desde que es su estilista prefiere que se vista con las piezas de JT (Jessica Trosman) y las acompaña con la joyería contemporánea de Finn, diseñada por Paula Giecco

–¿Cómo denominás a tu trabajo?

–Yo lo llamo estilista. Mi objetivo es ayudarlas a encontrar un estilo, a tener confianza en sí mismas. Las ayudo con la elección de la ropa, peinados, make up y accesorios. Evaluamos cada evento y trabajamos en la elección del equipo para cada ocasión. Trabajo con actrices y mujeres profesionales que quieren encontrar su estilo. ¡Y también hombres!

–Entre el ego y la fama, ¿cómo es trabajar con celebridades?

–Me conecto básicamente con la persona. Ese es mi punto de partida. Hay un poco de química que tiene que suceder. Cuando me reúno por primera vez hay algo que hace un clic. Tenemos que inspirarnos mutuamente. Me encanta esa energía.

–¿Hay fórmulas en este trabajo?

–No las hay. Sí hay que saber escuchar mucho, interpretar los miedos, saber cuándo es momento de jugarse y cuando ir a lo seguro. Tienen mucho que ver los momentos personales, las inseguridades, los trabajos, el contexto social y político. Hay mujeres más permeables que otras y la confianza se va construyendo con el tiempo.

–¿Alguna vez alguna se rebeló?

–Si no nos ponemos de acuerdo, trato de negociar en un punto medio. También puede suceder que lo que propongo no le cierre y es ahí cuando es mejor no trabajar más juntas. Sí he tenido inseguridades de último momento, pero jamás situaciones trágicas. Puede suceder, pero se resuelve.

–¿Cuánto hay de moda y cuánto hay de psicología en esa relación?

–Mitad y mitad. Me inspiro con las mujeres con contenido, necesito forjar una relación para que confíen en mí. Son muchas horas de intimidad y, si la relación perdura en el tiempo, son muchos momentos compartidos. Es un camino de crecimiento mutuo maravilloso y son una fuente inagotable de energía. Aprendo de las mujeres y todo lo que está pasando socialmente me emociona.

Una vez leí algo que me quedó para siempre: Moda es lo que comprás. Estilo, lo que hacés con ello. El estilo es una convicción

Carolina Marafioti armó un equipo de remera de Pauer, saco Alice + Olivia, pantalón de cuero de Curto, joyas de Jean Pierre y clutch de Finn para Julieta Ortega. Y también para su hermana Rosario optó por vestidos hechos especialmente por Marisa Campanella
Carolina Marafioti armó un equipo de remera de Pauer, saco Alice + Olivia, pantalón de cuero de Curto, joyas de Jean Pierre y clutch de Finn para Julieta Ortega. Y también para su hermana Rosario optó por vestidos hechos especialmente por Marisa Campanella

–¿Cuándo termina tu trabajo en cada caso?

–Las acompaño generalmente a todos lados. Siento que estar a su lado les da seguridad. Pasé los últimos años de los Martín Fierro en los hoteles hasta el final de la premiación. Atravesar una alfombra roja es desalentador, y mi objetivo es que se sientan bien, seguras, pero también que estén vestidas adecuadamente para la ocasión. Hay lugares donde uno puede ser más atrevido; acá no. La vuelta a la habitación al finalizar junto con devoluciones es lo más divertido. Las espero para charlar sin pausa.

–¿Es difícil proponer un estilo totalmente diferente al que tiene cada una?

–Trato de ir de a poco. Espero el momento indicado para quitarle lo que tenga arraigado que creo no le conviene para la ocasión. La confianza lleva tiempo. Muy pocas te dicen "Hace lo que quieras". Es un camino sinuoso.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.