"Se usa no combinar"

Dani Stahl es una mujer multitasking: editora de Nylon, diseñadora de joyas, conductora de tevé. Se dio una vuelta por BAFWEEK, se lució con el estilismo de Levi’s y habló de lo que más le gusta: la moda
Carolina Prioglio
(0)
9 de agosto de 2012  

Dani Stahl es editora de estilo en la revista Nylon, diseñadora de joyas, conductora del programa Scouted (en el que introduce a noveles modelos en el mundo fashion) y, en el tiempo que le queda, trabaja como estilista para firmas de la talla de Levi's. Un placer para alguien que más que fashionista , se define como denimista .

Llegó por la mañana desde Nueva York y ahora, apenas horas después, está en la tienda de Levi's, en Palermo Viejo, armando los conjuntos para el desfile en BAFWEEK. Va por el cambio número cinco, se mete entre percheros de la colección verano 2013, revisa mesas atiborradas de accesorios y varias hileras de zapatos. Está en lo suyo, concentrada en componer un estilismo que irá de la pasarela a la calle, y a juzgar por sus combinaciones la consigna es jugar, salirse de lo clásico: mezclar colores, estampas y siluetas.

Es su primera vez en Buenos Aires: "Todo el mundo me describió la ciudad como una mini París, vine a sacarme la duda y empaparme del diseño local".

-¿Qué tenés pensado para Levi's?

-Todo el mundo sabe qué esperar de Levi's: los jeans, la campera, la camisa de denim, los clásicos. Pero, en realidad, la marca tiene un repertorio bastante más amplio. En esta colección de verano hay tres líneas para hacer un mix and match : prendas de estilo pop-folk, mezcla de western con colores plenos, otras de corte más geométrico y minimalista, y una línea de impronta sastrera y artesanal. La idea es jugar y combinarlas de manera menos literal.

-Sos editora, diseñadora, conductora y estilista...

-¡No sé cómo hago! Duermo poco, trabajo mucho, me gusta enormemente lo que hago, sumar nuevas experiencias, cambiar. Igual no dejo de salir: me gusta ir a comer y a bailar. Así que solamente trabajo doce horas por día.

-En tu faceta de estilista, ¿cómo se puede generar novedad constantemente al mostrar la ropa, sin ser repetitivo o copiar?

-Al hacer estilismo nadie está inventando nada nuevo. Sobre todo hoy, con la inmediatez y la conexión que existen, es difícil crear algo completamente novedoso: los pantalones van de la cintura para abajo y las remeras, para arriba. El estilismo tiene que ver con divertirse, con crear una manera de llevar la ropa fuera de lo tradicional. La moda es diversión. Y así debería ser cuando la gente se viste en lo cotidiano. Me parece que todo se reduce a la vuelta menos pensada, al detalle, a la no combinación. Creo que cuando la gente combina mucho es cuando se equivoca.

-Nylon está enfocada en la moda, pero también en la música, el arte y el cine. ¿Es una manera de atraer más gente o de reflejar lo que los jóvenes quieren leer hoy?

-La revista habla sobre lo que la gente joven quiere saber. No es sólo moda, música, cine y arte; es todo lo que se relaciona con la cultura popular.

-Cultura popular es un concepto clásico, con diferentes significados a través del tiempo. ¿Qué es lo que la define actualmente?

-Un chasquido de dedos. La gente se aburre muy rápido, cambia constantemente, no permanece en el momento por mucho tiempo.

-Nylon hace foco en lo que pasa en Londres y NY. Sin embargo, existen otras ciudades que tienen una escena interesante. ¿Por qué París, Milán, NY y Londres siguen siendo las capitales tradicionales?

-Porque son las ciudades que definieron a la moda inicialmente. La mayoría de los diseñadores y las marcas surgen en alguna de ellas. Para mostrarse al mundo hay que mostrarse desde ahí.

-Como buena neoyorquina, ¿qué le aconsejás visitar a un amante de la moda?

-Lo mejor es estar en Nueva York en liquidaciones. Tengo la suerte de que por mi trabajo llego a conocer de principio a fin las colecciones, así que en el momento del sale ya sé exactamente lo que quiero que forme parte de mi guardarropa. Aconsejo ir a los mercados de segunda mano sobre la calle 25, y a otra feria de vintage sobre la calle 77, en el Upper West Side. Ir durante el domingo: es el día para hacer shopping vintage.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Moda y belleza

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.