Una gran pionera de la cosmética

(0)
29 de abril de 2004  

"No existen mujeres feas. La belleza es una actitud", dijo alguna vez Estée Lauder, creadora de uno de los consorcios de cosméticos más grandes del mundo: Estée Lauder Companies Inc. Falleció el sábado último, a los 97 años, en su casa de Manhattan, a causa de un paro cardiorrespiratorio. Fue pionera en publicitar los cosméticos con muestras gratuitas y prometió belleza y juventud con cada lanzamiento.

En la Argentina, sus productos se consiguen desde 1992. Primero, llegaron a través de un distribuidor, y luego contaron con filial propia. "Estée Lauder nunca vino al país; sí lo hizo su hijo Leonard, en tres oportunidades. La primera vez, en 1993, cuando quedó tan impactado que decidió abrir una filial al año siguiente", asegura José Luis Guiñazú, que se ocupa del mercado argentino desde hace 10 años.

Después de la crisis de 2001, la marca pasó a ser manejada en la Argentina desde la filial de Chile. "Fue un momento en que se decidió cambiar de rumbo. Hoy tenemos diez puntos de venta hiperselectivos y acabamos de abrir un local exclusivo en Alto Palermo", explica Guiñazú, que lleva adelante una nueva estrategia para impulsar la firma en el país.

Lo que más se vende en la Argentina son los productos de tratamiento y la línea de maquillaje. "Esta es una empresa que se ha destacado siempre por sus campañas de concientización sobre el cáncer de mama. Se hicieron ocho cruzadas, en las que se iluminaron de rosa monumentos y se repartieron folletos y cintas rosas. Eso fue impulsado por Estée Lauder", resume Micaela Brandoni, RR.PP. de la marca durante varios años, a punto de retomar su cargo.

Estée Lauder Companies Inc. cotiza en la Bolsa de Nueva York desde 1995; engloba 18 marcas, entre otras, Clinique, Tommy Hilfiger, Donna Karan, MAC, Aramis.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.