Línea directa. De homenajes y popularidades repentinas