Deserción escolar por embarazo adolescente: una agenda legislativa para la pospandemia

(0)
4 de agosto de 2020  • 20:55

Por Victoria Morales Gorleri y Mercedes Joury

Múltiples son los factores que llevan a nuestros pibes a dejar la escuela. Como representantes políticos y como sociedad debemos atacar con convicción cada uno de ellos. El embarazo adolescente es siempre, en todos los casos, una bisagra que atraviesan los adolescentes y sus familias. Debemos acompañarlos con toda la batería de herramientas disponibles y crear nuevas para que las madres y padres no vean truncados o inconclusos sus proyectos de vida. La dificultad para reinsertarse y sostenerse en el sistema escolar tiene además un efecto negativo en la formación del capital humano y en la superación de la pobreza en nuestro país.

El Plan Nacional de Prevención del Embarazo No Intencional en la Adolescencia, estima que el 30% de las jóvenes que abandonaron el colegio secundario lo hicieron por embarazo o maternidad, y que el 67% de las y los adolescentes y jóvenes que no estudian, no trabajan y no buscan trabajo son mujeres que cuidan niñas o niños en sus hogares. Estos números, que sabemos lamentablemente se van a profundizar en el contexto de la pospandemia, tienen detrás historias, nombres y caras.

El 67% de las y los adolescentes y jóvenes que no estudian, no trabajan y no buscan trabajo son mujeres que cuidan niñas o niños en sus hogares

Es nuestro compromiso trabajar por cada uno de estos chicos, por eso presentamos un proyecto de ley que amplía el régimen de inasistencias justificadas en los casos de embarazo de 30 a 45 días e incorporamos 15 días para los alumnos en condición de paternidad. Con esto promovemos un esquema basándonos en el principio de igualdad, reforzando la garantía de los derechos y obligaciones que la paternidad conlleva, al mismo tiempo que incentivamos la construcción de un vínculo en términos afectivos y no solo materiales.

Estamos convencidas de que tenemos que salir de la mera enunciación de buenos deseos y actuar para evitar seguir reproduciendo la pobreza intergeneracionalmente, a la que muchas veces conlleva el embarazo adolescente. Es por eso que, además, proponemos que se instalen salas de lactancia en todas las escuelas y que el Estado garantice la inscripción de los hijos o hijas de alumnos o alumnas en jardines maternales. Creemos que estas estrategias son políticas efectivas, innovadoras y realizables en el corto plazo para integrar a los chicos y chicas y evitar su expulsión del sistema educativo.

El proyecto plantea también la creación de una red de contención para que la escuela y docentes acompañen esas trayectorias educativas de forma integral con acciones específicas para cada alumno y atendiendo cada situación particular desde un espacio de trabajo conjunto entre los padres, sus entornos familiares y la escuela.

Es por esto que con el mismo objetivo de evitar la deserción escolar en todos los casos, no solamente por esta causal, es que presentamos también la ley de fortalecimiento y acompañamiento a las trayectorias educativas en alumnos con riesgo de abandono en todo el país. Planteamos la necesidad de construir datos, estrategias focalizadas y contextualizadas, equipos interdisciplinarios, etcétera, que acompañen fortaleciendo la capacidad de resiliencia de cada alumno en lo individual y de la comunidad educativa en su conjunto.

Muchas veces, los jóvenes que abandonan la escuela por este u otros motivos pareciera que dejan de existir para el sistema educativo. Sin quererlo, al no aparecer en los listados de una comunidad educativa en particular, son excluidos del sistema y condenados a vivir en la desesperanza, la incertidumbre y la soledad.

Estamos convencidas de que acá nadie sobra: para construir esta Nación les debemos a ellos y nos debemos nosotros como pueblo abrirles los caminos necesarios para permanecer en la escuela, salir del descarte y construir sus proyectos de vida.Trabajar para que la maternidad y la paternidad no sea vivida como un obstáculo para la construcción de su futuro es nuestro norte. Y en ese camino estamos.

Diputadas nacionales por CABA y provincia de Buenos Aires (Juntos por el Cambio)

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.