Estado y mercado, ambos necesarios