Hacia una política de Estado

Se buscará una concertación con los distintos actores sociales y se mantendrán las autonomías provinciales
(0)
25 de mayo de 2003  

Punto pendientes

  • Persisten inequidades entre las jurisdicciones más ricas y las más pobres en cuanto a los recursos que se destinan (tanto económicos como humanos), la infraestructura escolar y la calidad de los aprendizajes de los alumnos.
  • Por los atrasos en el pago de salarios, los gremios de las provincias quebradas suelen entrar en huelga y miles de alumnos pierden semanas enteras de clase. Los gobiernos locales tardan demasiado en resolver el problema y no garantizan que los alumnos recuperen el tiempo perdido.
  • Las escuelas públicas están hiperreguladas y los directores dependen del gobierno provincial para tomar decisiones y hasta para elegir a su equipo. Esto les quita flexibilidad y agilidad para el cambio.
  • Cerca del 50% de los alumnos universitarios abandona en primer año y la mayoría tarda más de lo previsto en graduarse. En el país se superponen la oferta de carreras y sedes universitarias.
  • Qué hará el Gobierno

  • Se buscará una estrategia de concertación con los distintos actores políticos y sociales. El objetivo es que la educación pase a ser una política de Estado.
  • El Gobierno nacional tiene que garantizar un piso mínimo de 180 jornadas en el aula. Esto implica asegurar las condiciones para que los docentes cobren en tiempo y forma. El ministerio tendrá una estrategia activa ante los casos conflictivos y debe dar apoyo a las provincias.
  • Se hará hincapié en la evaluación de la calidad educativa; también, en la capacitación de los maestros apoyada desde el gobierno central, para evitar que se agrande la brecha social entre las provincias. El ministerio también aportará recursos para compensar a las escuelas y a los alumnos menos favorecidos.
  • El papel del Consejo Federal de Educación, que reúne a los ministros del área, es clave. La idea es que las medidas que se tomen sean acompañadas en cada provincia, manteniendo la autonomía.
  • ADEMÁS

    MÁS leídas ahora

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.