La Argentina, frente a un cambio de época