Menem, el más peronista de los peronistas