Los 40 años del Cubo

Ariel Torres
Ariel Torres LA NACION
(0)
21 de enero de 2020  

Un rompecabezas tridimensional. ¿A quién se le ocurriría algo así? A una civilización extraterrestre. A algún hechicero milenario. A una antigua secta ocultista. ¿Cierto?

No. Este año, el Cubo de Rubik cumplirá 40 años. Se le ocurrió a Ernö Rubik, profesor de arquitectura húngaro, que se propuso que sus estudiantes comprendieran problemas tridimensionales. Lo desarrolló en 1974 y lo patentó en 1975. Lo llamó Cubo Mágico, intentó comercializarlo y tuvo bastante éxito en Hungría. Pero no más allá; el Estado comunista no veía con buenos ojos exportar el misterioso Cubo.

Así que Rubik lo dio a conocer en exposiciones internacionales, y en 1979, en Nuremberg, un especialista en juguetes llamado Tom Kremer vio su potencial y negoció la distribución con Ideal Toy Company, de Estados Unidos. El acuerdo prosperó y empezó a venderse en 1980, con un nombre nuevo y más pegadizo: Cubo de Rubik. Se convertiría en uno de los juegos más populares de la historia y en un ícono universal.

El récord mundial lo tiene actualmente Yusheng Du, de China, que resolvió el rompecabezas en 3,47 segundos. En rigor, y como ocurre en otros ámbitos, el campeón absoluto es hoy un robot, que el año último venció al Cubo en 0,38 segundos.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.