Neurociencia para chicos

(0)
18 de mayo de 2003  

Es siempre importante recomendar algunos sitios de Internet de calidad e interés para la educación. Uno de ellos es http://faculty.washington.edu/chudler/neurok.html . Es la obra de un equipo de la Universidad de Washington, Seattle, con la dirección del profesor Eric H. Chudler. Desde hace algunos años "Neuroscience for kids" se ha convertido en una excelente guía para maestros y alumnos de escuelas primarias y muchos siguen aprovechando la información contenida en su amplia red de conexiones a sitios más avanzados hasta bien entrada la universidad.

Merece la pena explorar esas páginas, sus experimentos, figuras, sonidos y animaciones. Puede llevarnos varias horas -o días- de consulta, pues sus ramificaciones son sorprendentes y nos envían a todo tipo de referencias, seleccionadas con notable criterio, práctico y teórico. Puede servir de guía para hacer experiencias sencillas en el aula, con recursos escasos y gran imaginación.

* * *

Estos valiosos instrumentos didácticos a disposición de cualquier usuario de Internet revelan una característica inédita en la educación: el acceso libre a una información cuidadosamente evaluada por expertos. Pero para que este inmenso árbol pueda rendir frutos es preciso capacitar al docente en el buen uso de Internet. Como una guía en una ciudad desconocida, nos llevará de la mano y nos hará gustar no sólo de las grandes avenidas, parques y monumentos, sino de sus rincones y detalles.

En el caso citado de las neurociencias, algunas imágenes del sistema nervioso son de una belleza deslumbrante, y muchas son obra de una minuciosa investigación de años de trabajo. Lo novedoso es que esas figuras, diagramas y explicaciones, que antes estaban reservadas a publicaciones para profesionales y expertos, ahora son de dominio público y accesibles desde la escuela.

De allí la importancia creciente que adquiere "la calidad" de la presentación de un tema en clase. Existe una enorme colección de temas de artes y de ciencias en Internet, adaptados a las diversas edades, y cada día aumenta el interés de científicos en la educación. Muchas universidades y laboratorios abren sus puertas a las escuelas para mostrar sus investigaciones, de la misma forma en que los museos de arte cuentan con centros didácticos y actividades de interés para niños y adolescentes. Asistimos a un nuevo renacimiento, donde las ciencias y las artes conversan y se enriquecen mutuamente.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.