¿Quién es más proteccionista?

Alberto de las Carreras
Alberto de las Carreras PARA LA NACION
(0)
24 de abril de 1999  

La declaración del canciller brasileño Luiz Lampreia en relación con el énfasis con que su país combatirá el proteccionismo argentino lleva a pensar que el alto funcionario olvidó, al salir de su casa ese día, mirarse en el espejo.

Si la Argentina es proteccionista, no sé qué término cabe para Brasil. Una escueta enumeración permite aclarar la cuestión: 1) Brasil impuso restricciones a la financiación de sus importaciones, estableció licencias previas de importación y cambia periódicamente su listado de excepciones al Arancel Externo Común (AEC).

2) Sus Estados, con la excepción de San Pablo, que se queja mucho por ello, han otorgado exenciones o moratorias de impuestos y donado tierras y fondos cuantiosos para estimular inversiones de la más diversa naturaleza. Ver a tal efecto, The Economist del 12 de diciembre de 1998.

3) La estatal CONAB comprando y vendiendo granos es una red de protección para una enorme producción de aves y cerdos con destino al consumo y a la exportación, mientras que el binomio alcohol-azúcar sigue atrayendo subsidios, jahora mediante la compra de taxis exentos de impuestos, compras estatales de autos a alcohol y de sostén de alcohol.

4) La batería de subsidios a las exportaciones se compone de a) la devolución de cargas sociales a los exportadores; b) de prefinanciaciones de exportaciones y financiación a los exportadores exentas de encajes bancarios y varios impuestos, y c) de aportes de fondos estatales para el sistema Proex, de crédiatos con tasas favorecidas. En estos días, tras mucho trajinar y mediante presiones en un caso de arbitraje Mercosur, de la OMC y del FMI, se anuncia la derogación del Proex para el Mercosur y la suspensión de la devolución de cargas sociales hasta fin de año.

5) La gran devaluación ocurrida ha significado, entre otros aspectos, una gran protección a la actividad local y un gran beneficio a los exportadores, degradando propósitos explícitos de la Unión Aduanera.

Política mercantilista

La economía brasileña mantiene una política comercial típicamente "mercantilista", que procura restar importaciones y sumar exportaciones mediante resortes arancelarios, impositivos y crediticios, los que, a la luz de la realidad, le han provisto frutos por demás magros.

La economía argentina es mucho más abierta, privatizada y libre de interferencias. La manifestación del canciller brasileño parece así infundada.

El dilema es saber si Brasil desmontará su proteccionismo o si la Argentina lo imitará. La realidad mundial lleva a pensar que predominará el primer camino. De otro modo, el gran proyecto Mercosur, que está en su momento más difícil, corre riesgos de apagarse.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.