Sucursal Casa Rosada

(0)
20 de mayo de 2003  

La dinámica de la política porteña parece haber tomado velocidad en los últimos días. Los inminentes anuncios del flamante presidente Kirchner sobre la conformación del gabinete nacional provocaron insistentes reuniones, promovidas principalmente por una mezcla de desesperación e incertidumbre en todo el ámbito de la Ciudad.

¿Qué hará Aníbal Ibarra con su fórmula pro reelección si Daniel Filmus, su compañero, se marcha al Ministerio de Educación? ¿Cómo quedará el panorama local si Rafael Bielsa y/o Gustavo Beliz bajan sus candidaturas para ocupar algún espacio nacional? ¿Se formará un frente kirchnerista liderado por Ibarra? Si esto último sucede, ¿cómo lo contrarrestará Mauricio Macri? ¿Le alcanzará con cerrar un acuerdo con Nito Artaza?

* * *

El último sábado, primero Rafael Bielsa y más tarde Gustavo Beliz se reunieron con Alberto Fernández, ex jefe de campaña de Néstor Kirchner. Aunque ni Bielsa ni Beliz lo confirmaron, se estima que en el mitin ambos fueron sondeados para ocupar algún cargo. ¿El Ministerio de Justicia? ¿Tal vez la Cancillería? Independientemente del espacio político, una posible marcha de dos de los candidatos que miden en la Ciudad podría modificar el panorama.

Cerca de Bielsa creen que, si se confirma la partida del líder de Gesta, en el cambio se conformaría alguna alianza entre Ibarra y los bielsistas. Más difícil resultaría un acuerdo entre el oficialismo y el belizismo, grupo hipercrítico de la actual gestión.

El acuerdo con Bielsa, que no desestiman ni en el oficialismo ni cerca del candidato, sacudiría la percutida interna de Fuerza Porteña. Si ya hay varios grupos disconformes con sus espacios en las listas, el ingreso de un nuevo actor produciría más choques. ¿Lo aceptará Elisa Carrió? ¿Y el socialismo, posible perdedor en cualquier negociación nueva?

De todas maneras, el acuerdo entre Kirchner e Ibarra no está cerrado. "Dependerá de la integración de las listas en la Ciudad", explicó un legislador local.

Macri, en tanto, pretende irrumpir en el medio de los acercamientos entre el nuevo presidente y el jefe de Gobierno. Sin embargo, cerca de Kirchner revelan que su líder está más cerca de Ibarra. ¿Cambia algo el acuerdo con uno u otro candidato? Sí. La logística, el apoyo, las fotos, las apariciones mediáticas, el mensaje, el proyecto, tal vez el "efecto envión".

El presidente de Boca, por las dudas, no se queda quieto. Mientras el tablero se modifica con la inercia nacional, sus operadores coquetean con Nito Artaza, a quien quieren convencer para que sea candidato a diputado por Compromiso para el Cambio. Artaza, que por ahora no quiere saber nada, se cotiza bien: también lo quieren en Fuerza Porteña.

Prescindentes en esta lucha con sucursal en la Casa Rosada, Luis Zamora, Patricia Bullrich, Cristian Caram y los demás postulantes a jefe de Gobierno de la Ciudad aguardan que los pases interjurisdiccionales les dejen alguna lectura positiva. Por ahora, el escenario es difuso.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.