Oscar Macías, el diputado acusado de plagio, se defendió: "No hubo mala voluntad"

El parlamentario se disculpó y dijo que le gustaría tomar un café con Laura Klein
El parlamentario se disculpó y dijo que le gustaría tomar un café con Laura Klein
Domitila Dellacha
(0)
19 de junio de 2018  • 21:38

El debate por el aborto , que espera su aterrizaje en el Senado de la Nación, continúa encendido luego de haber conseguido media sanción en la Cámara de Diputados. Defensores y detractores de la iniciativa remarcan sus posturas y, en ese contexto, quien habló con LA NACION fue el parlamentario justicialista Oscar Macías, a cusado de plagiar la charla de una filósofa en su alocución en el recinto.

"Si se sintió ofendida pido disculpas, no hubo mala voluntad", expresó Macías, quien detalló que ha intentado hablar con Laura Klein, autora del discurso en cuestión, pero que desde que se desató la polémica no ha conseguido dar con ella. "Me gustaría tomar un café", dijo.

Más temprano, en una entrevista televisiva, Klein había manifestado que está evaluando presentar una denuncia por plagio y por tergiversar sus ideas ante la Justicia. Sobre eso, el parlamentario dijo haberse enterado por Facebook. "Me llamó poderosamente la atención, pero está en todo su derecho", dijo.

El discurso del diputado Macías comparado a una charla TED. Fuente: Twitter

01:41
Video

El diputado correntino reiteró que no hubo mala intención. Confesó que un asesor le hizo llegar el video de Klein y que de ahí tomó frases que sirvieron para su discurso, pero que olvidó nombrar a la autora, a cuyo nombre -según él- lo tenía anotado en un papel.

También aprovechó la entrevista para remarcar su postura en contra del aborto, pese a que la charla Ted de Klein se trata de una alocución a favor de la iniciativa. "Estoy en contra y voy a seguir manteniendo mis ideas; vamos a seguir defendiendo las dos vidas", lanzó.

Para concluir, Macías dijo: "Pedí disculpas y vuelvo a hacerlo".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.