Alberto Fernández anunció que Félix Crous, de Justicia Legitima, será el titular de la Oficina Anticorrupción

Felix Crous
Felix Crous Crédito: Twitter
Santiago Dapelo
(0)
17 de diciembre de 2019  • 02:01

El presidente Alberto Fernández confirmó anoche que el fiscal Félix Crous, uno de los referentes de Justicia Legítima y extitular de la Procuraduría de Violencia Institucional (Procuvin), será el responsable de la Oficina Anticorrupción.

Crous, que tuvo una activa participación en el Ministerio Público Fiscal de la mano de la exprocuradora general de la Nación Alejandra Gils Carbó y que fue parte del equipo que investigó la muerte de Santiago Maldonado, será el sucesor de Laura Alonso, una de las funcionarias macristas más criticadas por el kirchnerismo, que fue procesada la última semana por el presunto delito de encubrimiento.

El funcionario judicial que hoy tiene bajo su órbita la oficina de Enlace Legislativo de la Procuración y que se define como "animador radial" -comparte un programa de radio en AM 530 con el periodista Martín Granovsky-, estuvo ayer por la tarde en la Casa Rosada reunido con varios funcionarios. Por la noche, Fernández confirmó su designación al ser entrevistado en Telefé.

La nueva función de Crous será elaborar y coordinar programas de lucha contra la corrupción en el sector público, como lo establece la ley 25.233. Durante los últimos cuatro años, la OA, que fue creada en 1999 a instancias del entonces vicepresidente Carlos Álvarez para investigar las causas de corrupción del gobierno de Carlos Menem, logró enviar a juicio oral a un total de 299 exfuncionarios y empresarios procesados en causas por delitos contra el Estado.

Su salida de la Procuvin

Crítico del sistema judicial -lo integra desde los 18 años-, Crous sostiene que en la Argentina hay presos políticos, como por ejemplo Milagro Sala, y se pronunció en contra de lo que definió como "la utilización abusiva de las prisiones preventivas". El fiscal también es de los funcionarios judiciales que proponen ampliar la Corte Suprema de Justicia y considera que el actual Consejo de la Magistratura "no sirve para nada".

"La idea de un cambio radical requiere más de una gestión de gobierno. Nadie va a gobernar este país si no se plantea esto como un desafío central", describió Crous hace algunos meses en una entrevista con FM La Patriada.

Durante su paso por la Procuvin, Crous -en ese entonces, coordinador general- fue parte de la investigación del caso Maldonado. En esos días, la procuraduría especializada le recomendó diferentes medidas de prueba, como el registro de las llamadas entrantes y salientes de los teléfonos celulares del entonces jefe de gabinete del Ministerio de Seguridad Pablo Noceti, que estuvo en el operativo que hizo la Gendarmería Nacional el 1º de agosto pasado en la ruta 40 y que terminó en el predio ocupado por la comunidad mapuche Pu Lof en Resistencia en Cushamen.

Después de su tarea en esa causa, el procurador general, Eduardo Casal, decidió sacarlo del cargo. "Les cuento que ayer el procurador general Eduardo Casal me comunicó que me desplaza de la Procuraduría de Violencia Institucional. Esperaba una decisión así. No me sorprendió. Ofreció que eligiera otro destino; opté por Crímenes de Lesa Humanidad", informó en su cuenta de Twitter.

Hasta 2013, Crous impulsó los juicios contra represores por los crímenes cometidos durante la última dictadura como titular de la Unidad de Asistencia para causas por Violaciones de los Derechos Humanos durante el Terrorismo de Estado, dependencia que creó el exprocurador general de la Nación Esteban Righi, en 2004.

Los que lo conocen aseguran que es una persona "proba y honesta" y describen que desde que se acercó al kirchnerismo se transformó en un "militante". Con su desembarco en la Oficina Anticorrupción, el Presidente también le sirve a la agrupación Justicia Legítima un lugar de relevancia en el reparto de poder.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.