Alberto Fernández volvió a la Casa Rosada y analiza nuevas medidas

Alberto Fernández llegó a Casa Rosada, manejando su auto, junto al jefe de gabinete Santiago Cafiero
Alberto Fernández llegó a Casa Rosada, manejando su auto, junto al jefe de gabinete Santiago Cafiero Fuente: LA NACION - Crédito: Presidencia
Jaime Rosemberg
(0)
18 de marzo de 2020  • 10:11

"Voy a matar a alguien. Esto lo abre alguien que hoy no viene", se quejaba un funcionario mientras atravesaba, raudo, el Patio de las Palmeras. El presidente Alberto Fernández estaba por arribar a la Casa Rosada, y la sala de periodistas acreditados permanecía bajo llave.

Oficinas desiertas, poco personal y mucho silencio. Ese panorama recibió esta mañana al Presidente, que llegó a las 10.58 a Balcarce 50 luego de recluirse, de manera voluntaria, en la quinta de Olivos durante la jornada de ayer, como "ejemplo" en tiempos de coronavirus. Llegó a la Casa Rosada manejando su auto, acompañado por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero.

Alrededor de las 9 habían empezado a llegar sus funcionarios de máxima confianza. El secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello, fue de los primeros en arribar. Le siguieron el ministro de Producción, Matías Kulfas, y el vocero Juan Pablo Biondi, que coincidieron en el ingreso por la explanada de la calle Rivadavia y se sometieron, en fila, a la prueba diaria de temperatura corporal que ya se ha convertido en rutina.

En la agenda presidencial figuraba una teleconferencia (la segunda) con los presidentes de la región, para seguir la marcha del coronavirus. Finalmente, fueron el canciller Felipe Solá, quien arribó minutos antes de las 10, y su par de Salud, Ginés González García, quienes protagonizaron el cónclave con sus pares del Mercosur. Fue la continuidad de la primera reunión, en la que estuvieron de forma virtual, además de Fernández, los mandatarios de Chile Sebastián Piñera; Uruguay, Luis Lacalle Pou; Perú, Martín Vizcarra; Ecuador, Lenin Moreno; Bolivia, Jeanine Añez; Paraguay, Mario Abdo Benítez; Colombia, Iván Duque; y con el canciller de Brasil, Ernesto Araújo.

El Presidente prefirió empezar la mañana de trabajo en Olivos, en reunión con Santiago Cafiero, analizando la situación y eventuales nuevas medidas. Voceros del Gobierno afirmaron que siguen muy de cerca las disposiciones que están tomando otros países en relación al combate de la pandemia. "No estamos solos en el mundo, y lo que se decide allá luego se traslada aquí", anticiparon desde el edificio. El jefe de gabinete tiene, desde hoy, mayores facultades para agilizar procesos en tiempos de incertidumbre. "Autorizase al Jefe de Gabinete de Ministros a asignar funciones a la dotación de una jurisdicción u organismo de los comprendidos en el artículo 8º incisos a) y b) de la Ley Nº 24.156, de manera provisoria, en el ámbito de otra, cuando así resulte necesario, para la efectiva atención de la emergencia sanitaria y la aplicación y control del presente decreto y su normativa complementaria", afirma un tramo del decreto 287, publicado en el Boletin Oficial.

El Presidente tiene en agenda este mediodía una teleconferencia en el salón Eva Perón con titulares de empresas tecnológicas, para aunar esfuerzos en tiempos de cuarentena. Estarán conectados, según fuentes oficiales, representantes de Facebook, Google, Amazon, Cisco y Microsoft, entre otras. A las 17, Fernández recibirá en persona a los titulares de los bloques legislativos de la oposición, quienes habían pedido "participar en las decisiones" que se están tomando al compás de la emergencia sanitaria.

En la casa, mientras tanto, las rutinas siguen modificándose día a día. Hoy será el debut del nuevo sistema de venta de viandas, que reemplaza al comedor, al que asisten -en épocas normales- unas 700 personas por día.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.