Apuran en el Senado el debate por el blanqueo

Ayer emitieron dictamen y buscan tratarlo la semana que viene
Gustavo Ybarra
(0)
12 de diciembre de 2008  

La ofensiva relámpago legislativa del kirchnerismo continuó ayer en el Senado su avance imparable y consiguió emitir dictamen al denominado megaplán anticrisis del Gobierno, que fue aprobado por Diputados apenas unas horas antes durante la madrugada de ayer.

La firma del despacho se produjo luego de que el proyecto se discutió en menos de cuatro horas en la Comisión de Presupuesto y Hacienda y en medio de un clima de fuerte tensión, que se vio reflejado en el alto grado de crispación que alcanzó el duelo entre peronistas y radicales durante el debate, que reflejó que el esfuerzo al que viene sometiendo el Poder Ejecutivo al Congreso ya está haciendo mella en el humor de los legisladores.

Con el dictamen en sus manos, el PJ prevé llevarlo al recinto el miércoles o jueves próximo (se definirá el martes entre los presidentes de bloque), con lo cual concretará un nuevo récord parlamentario, ya que, de alcanzar la sanción del megaplán, lo habrá logrado en algo más de tres semanas; superará la estatización de las AFJP, que demandó un mes de discusiones en ambas cámaras parlamentarias.

A duras penas el radicalismo y la Coalición Cívica lograron que a la comisión concurrieran sólo un par de funcionarios nacionales -el director de la AFIP, Claudio Moroni, y la presidenta de la Unidad de Información Financiera (UIF), Rosa Faldutto- a explicar los alcances del generoso blanqueo de capitales y la moratoria impositiva que contiene la iniciativa. El pedido de Gerardo Morales (UCR) y María Eugenia Estenssoro (CC) prosperó porque por la mañana Diputados no había terminado de redactar el texto aprobado a las tres de la madrugada.

También concurrieron el ex secretario de Hacienda radical Mario Brodersohn, el fiscal de Investigaciones Administrativas Manuel Garrido y la ex presidenta de la UIF Alicia López. Esta especialista fue terminante en su crítica a la propuesta oficialista, en particular al hecho de que no exige a quienes repatríen fondos que informen su origen. "Una de las reglas básicas de la actividad financiera es conocer al cliente, y no hay forma de conocerlo si no se sabe de dónde sacó la plata", afirmó. Y para que no quedarán dudas, agregó: "No es el banco o el escribano el que tienen que controlar, sino que tiene que hacerlo el Estado".

Cuando habló López casi todos los senadores oficialistas -excepto María Perceval y José Mayans- estuvieron fuera del recinto.

Hubo, en cambio, una perfecta asistencia de legisladores oficialistas cuando Faldutto y Moroni defendieron el proyecto. Coincidieron en negar que la iniciativa facilitara el lavado de dinero ilícito y que con la moratoria se desactivarán sonadas causas que involucran al kirchnerismo, como el caso Skanska, citado por Estenssoro y Sonia Escudero (PJ-Salta).

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.