Blejer pidió no hacer política con las reservas

Pignanelli es el candidato idóneo, dijo En diálogo con LA NACION, subrayó la necesidad de definir un piso para el uso de los fondos del Banco Central Consideró que el riesgo de una hiperinflación está muy acotado
Pignanelli es el candidato idóneo, dijo En diálogo con LA NACION, subrayó la necesidad de definir un piso para el uso de los fondos del Banco Central Consideró que el riesgo de una hiperinflación está muy acotado
(0)
25 de junio de 2002  

WASHINGTON.- Las reservas del Banco Central tienen que tener un piso que no se pueda perforar, que no debe responder a la conveniencia política, sino a las necesidades financieras, dijo ayer en esta ciudad a LA NACION el renunciado titular de esa entidad, Mario Blejer.

El saliente presidente del BCRA, que dejará formalmente su cargo la semana próxima como consecuencia de las diferencias que mantiene con el ministro de Economía, Roberto Lavagna, dijo ayer por la tarde -antes de conocer la decisión de Eduardo Duhalde de nombrar a Aldo Pignanelli como su sucesor- que sería buena esa medida, "porque (Pignanelli) es idóneo y sería una forma de mantener la institucionalidad de la independencia del banco". Blejer estuvo en Washington durante el fin de semana, de paso hacia Croacia, donde participará en una conferencia internacional y hablará sobre la crisis argentina.

El todavía presidente del BCRA, característico por su aplomo, transmitió ayer una mayor sensación de tranquilidad, después de semanas de tensión que terminaron con su renuncia.

"Mi posición es que el Central tiene que ser muy independiente, no tiene que tener niveles de compromiso político y por lo tanto es importante que la sucesión se haga lo más ordenada posible, dentro de los marcos de lo que la carta orgánica predice", señaló. Por otra parte, consideró que el riesgo de hiperinflación "es muy bajo en la Argentina en este momento".

Sobre las reservas monetarias, que han ido disminuyendo en un intento del Gobierno por controlar el alza del dólar, dijo que están en "un nivel razonable", pero consideró que "hay que ponerle un piso y no bajarnos de él. Ese piso no se va a discutir".

-¿Ese piso es político?

-No, tiene que ser financiero en términos de las necesidades y de las relaciones con la base monetaria-, respondió el funcionario.

Blejer sostuvo que reducir la independencia al Banco Central "choca con la eficiencia del sistema", y que la adopción de una institución más independiente por parte de los países modernos "fue para darle mayor eficiencia a la política económica y salvaguardarlo de presiones políticas que pueden traer problemas inflacionarios y macroeconómicos".

En su paso por esta capital, Blejer señaló que no tuvo reuniones con el Fondo Monetario Internacional.

Programa monetario

El titular del BCRA agregó que con el FMI queda por discutir el programa monetario, una de las piedras angulares del acuerdo que se busca con el organismo internacional.

"La idea es que haya una emisión adicional para ayudar a la salida del corralito, para que los bancos tengan suficiente liquidez para financiarla", sostuvo Blejer, que precisó que eso se puede esterilizar con emisión de letras del BCRA, tasas de interés altas o con algún tipo de intervención cambiaria. El Fondo no acepta la intervención en el mercado cambiario con reservas, sino que promueve la utilización de tasas de interés más altas para controlar el precio del dólar.

Blejer sostuvo que los logros en su paso por la presidencia del Banco Central se pueden medir por lo que no pasó. "Logramos evitar la hiperinflación, hay cierta estabilidad en el sistema cambiario, aunque el dólar está alto, pero no se ha desbocado."

Blejer, que en dos semanas volverá a radicarse en Washington, donde está su familia, dijo que espera poder seguir colaborando con el Gobierno.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.