Buscar a Máximo Kirchner en Río Gallegos le costó al Estado unos 80 mil dólares