Presión de Schoklender para que lo sobresean

Pide que antes de las elecciones se resuelva
Hernán Cappiello
(0)
7 de septiembre de 2011  

Sergio Schoklender no está dispuesto a esperar: quiere ver resuelta antes de las elecciones de octubre su situación judicial por el manejo de los fondos aportados a las Madres de Plaza de Mayo para construir viviendas sociales. Por eso, el ex apoderado de la fundación de las Madres anunció que mañana dará una conferencia de prensa para exponer su versión de los hechos y reclamar que la Justicia no demore un fallo por motivos electorales.

Vestido con una remera a rayas, Schoklender estuvo ayer en los tribunales federales de Comodoro Py, en Retiro, y le comunicó al juez federal Norberto Oyarbide que iba a convocar a los periodistas.

"El que avisa no es traidor", susurró antes de que su abogado Horacio Pitrau, codefensor junto con Adrián Tenca, se acercara al despacho del juez para transmitirle el mensaje de su cliente.

Previamente, Schoklender había hecho antesala en la ventanilla del tercer piso del edificio judicial, la de la secretaría de Carlos Leiva. Oyarbide no lo recibió. Schoklender jugó con un cigarrillo apagado entre los dedos, pero no se animó a encenderlo en la puerta del juzgado. Lo hizo cuando se alejó al final del ancho pasillo, junto al ventanal con vista a la terminal de ómnibus, donde planteó su estrategia ante sus allegados: "En el juzgado van a querer patear todo para después de octubre, pero no podemos esperar. Vamos a dar una conferencia de prensa en el estudio de mi abogado", dijo mientras fumaba.

En la causa, el fiscal antilavado Raúl Pleé preparó un informe de 124 páginas en el que enumera los bienes adjudicables a unas 15 personas, incluido Sergio Schoklender, su hermano Pablo y el círculo íntimo de ambos, y empresarios vinculados con sociedades y con la Fundación Madres de Plaza de Mayo. Los investiga por lavado de dinero y fraude. Justamente ayer la Unidad de Información Financiera (UIF) pidió ser querellante en la causa.

Ayer, Schoklender y su letrado subieron por la escalera desde el tercero al quinto piso del edificio judicial para llegar al despacho de Pleé. Pero el fiscal no los recibió, pues no es el fiscal de la causa, sino un auxiliar en temas de lavado. Su informe ya está en manos del fiscal del caso, Jorge Di Lello, que pedirá que los 15 imputados sean indagados. La fecha de la indagatoria es una decisión de Oyarbide. Por otro lado, Schoklender pidió su sobreseimiento. El juez nunca se pronunció.

Oyarbide es dueño de los tiempos, pero Schoklender quiere apurarlos. Sospecha que el escenario sereno con el que llega el Gobierno a las elecciones de octubre, luego del amplio triunfo obtenido en las primarias, no quiere verse sacudido por la resurrección mediática de su caso, que involucra a las Madres de Plaza de Mayo.

Boudou, Giorgi y Bonafini

Ayer, Schoklender apenas podía contenerse en su afán de querer explicar y al mismo tiempo reservarse para el encuentro con los periodistas de mañana. "Era necesario capitalizar Meldorek, con los dos aviones y un barco para recibir un crédito del Bicentenario. Tuvimos una reunión en la que estaban Amado Boudou, Débora Giorgi, Hebe de Bonafini y yo, donde se acordó que el crédito iba a ser para Meldorek."

¿Por qué no para las Madres?, se le preguntó. "Porque por tratarse de una Fundación no podían recibirlo. Lo haría Meldorek para con ese dinero montar tres fábricas de paneles para seguir construyendo las casas y darle trabajo a esta gente que está ahora dando vueltas sin poder cobrar. Estaba previsto que el crédito lo recibiría Meldorek para seguir con la obra de las Madres", respondió.

Esta idea ya la expresó Schoklender en el expediente, en el que sobrevuela la idea de que desvió fondos para comprar un yate, valuado en 420.000 dólares, o los dos aviones, también a nombre de Meldorek.

Schoklender niega el desvío de fondos y explica que el dinero para comprar el lujoso yate Arete, un Klase A, provino de la venta de un barco suyo anterior. De hecho, en 2009 tenía un Santana 35 de 95.000 dólares. Schoklender siempre tuvo embarcaciones, desde una lancha de 42.000 dólares hasta el yate de 420.000 dólares. Además dijo que los aviones, si bien estaban a nombre de Meldorek, para capitalizar la firma antes de pedir el crédito, eran para las obras de las Madres. Todas sus gestiones de alto nivel con Boudou y Débora Giorgi se cayeron. El préstamo nunca le fue concedido a Meldorek.

Declaran escribanos ante el juez

Escribanos que intervinieron en la constitución de sociedades ligadas en la causa en que se investiga a Sergio Schoklender y a otras 14 personas por lavado de dinero y fraude comenzaron a desfilar ante el juzgado de Norberto Oyarbide.

Entre los escribanos que declararon como testigos se encuentra la esposa del secretario de Comercio Guillermo Moreno. La escribana Marta Cascales es una de las profesionales que intervinieron en la constitución de Meldorek, cuando aún no pertenecía a Sergio Schoklender. El acta que firmó es del año 2003, donde convalidó el estatuto social de la empresa creada por Noemí Raquel Averza, entonces de 76 años e Inmaculada Concepción Fazio, de 63, dedicada entonces a importar y vender electrodomésticos. Las jubiladas constituyeron cerca de 40 empresas que luego fueron vendidas. Otros escribanos habrían complicado a Schoklender. El juez analiza además dos peritajes contables.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.