Córdoba: condenaron al arrepentido de la ruta del dinero K a seis años y medio de cárcel

Las causas derivadas de la declaración en la que Vera fue aceptado como arrepentido prácticamente no registran avances.
Las causas derivadas de la declaración en la que Vera fue aceptado como arrepentido prácticamente no registran avances.
Gabriela Origlia
(0)
28 de junio de 2019  • 10:29

CORDOBA. El arrepentido de la ruta del dinero K en Córdoba - que declaró y describió las operaciones de monetización de cheques supuestamente provenientes de la obra pública en una financiera no autorizada de esta ciudad- fue condenado a seis años y seis meses de cárcel y le impusieron una pena de 25 millones de pesos. El Tribunal Oral 2 lo consideró responsable de lavado de activos evasión tributaria agravados; los jueces no le aplicaron la rebaja de pena prevista por ley para los arrepentidos.

Ayer terminó el proceso principal por la financiera CBI en el que se juzgaron los delitos de intermediación financiera no autorizada -es la primera causa que llega a juicio en el país por esta figura creada en 2012-, evasión impositiva, estafas, lavado de activos y asociación ilícita, entre otros delitos.

La empresa quebró meses después de la dudosa muerte de su vicepresidente, Jorge Suau y en Córdoba estalló un escándalo por los nombres de empresarios, políticos y organizaciones de diferentes sectores que tenían dinero en CBI.

Eduardo Rodrigo, el dueño, fue condenado a siete años de prisión y a una multa de $30 millones. Entre los 16 acusados hubo 13 condenas y tres absoluciones.

Vera fue aceptado como arrepentido por el juez Miguel Vaca Narvaja después de que declarara ante el fiscal Enrique Senestrari en diciembre de 2016. En esa primer testimonio contó cómo dos financistas porteños -Joaquín Juana y Teófilo Grant- crearon dos empresas fantasma para "pasar cheques de retorno de la obra pública" nacional.

La Justicia comprobó que por las cuentas de la sucursal plaza San Martín del Banco Nación pasaron $736 millones pero, hasta ahora, no investigó la trazabilidad de ese dinero. Hay dos causas abiertas por el fiscal Senestrari que prácticamente no registran avances; en abril, en uno de esos expedientes, los dos financistas se negaron a declarar ante el juez Vaca Narvaja.

La declaración de Vera impactó en diferentes niveles: por ejemplo, abogados le sugirieron a la Procuración General que derive su testimonio al juez Claudio Bonadio quien sigue la causa de los cuadernos de las coimas . El fiscal federal Ramiro González lo pidió para sumarlo a una causa en la que están imputados Julio De Vido , Abel Fatala, Aníbal Fernández y el exintendente de Villa María, Eduardo Accastello por supuestos desvíos de partidas destinadas a la obra pública .

El defensor de oficio de Vera, Rodrigo Altamira, solicitó en su alegato que se respetara la "unidad de acción" en el sentido de que el arrepentido cumplió el compromiso asumido en 2016. "Si no se avanzó más en la investigación no es por nuestra responsabilidad", sostuvo.

Por su lado, el fiscal Carlos Gonella, que pidió 10 años y una multa de $1432 millones para Vera, afirmó que está conforme. "Se alcanzaron resultados muy importantes. Es la primera condena por intermediación financiera y también hubo por otros delitos económicos en las que no abundan las condenas, como fraude fiscal y lavado de activos. El balance general es de conformidad. En general es muy importante la envergadura del juicio, los resultados obtenidos y la singularidad de que sea la primera vez que se juzga y se condena por intermediación".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.