Coronavirus en la Argentina: La debilidad de Fernández por compararse con otros países ya le generó dos roces diplomáticos en un mes

Alan Soria Guadalupe
(0)
11 de mayo de 2020  • 17:28

Alberto Fernández mide parte de la efectividad de su estrategia para combatir el coronavirus al comparar las cifras de infectados y muertos de la Argentina con la de otros países, muchos de los cuales atraviesan realidades diametralmente opuestas a la de nuestro país. La decisión de mostrarse en el espejo de otros ya le generó dos roces diplomáticos en menos de un mes: Chile y Suecia.

La comparación de cifras que hizo el Presidente en una de las conferencias para describir el estado de situación de la pandemia en el país provocó el enojo del presidente chileno, Sebastián Piñera, con el que Fernández ya había tenido un cruce al principio de su gestión.

A principios de abril, Fernández había exhibido una diapositiva con el número de contagios con el virus que se habían registrado para ese entonces en otros países y que ubicaba a la Argentina entre los países mejor posicionados. En esa conferencia, el mandatario explicó que la tasa nuevos casos detectados por cada 100.000 habitantes era mayor en Chile (31,24) que en la Argentina (4,19).

La respuesta de Chile se conoció enseguida. Piñera ordenó la elaboración de un informe con cifras y variables propias que respondieran a lo planteado por el Gobierno. Titulado "Coronavirus: Chile versus Argentina", el informe se centró en la cantidad de tests realizados en Chile, q ue era mayor a los que se habían efectuado hasta ese momento en la Argentina, lo que estadísticamente iba a dar un número mayor de casos. Tras ese cruce, el Gobierno optó por bajar el tono de la discusión.

El viernes, en tanto, el Presidente volvió a generar un revuelo diplomático al comparar las medidas que se tomaron en la Argentina con el abordaje que hicieron los gobiernos de Noruega y Suecia.

Fernández mencionó el caso sueco cuando se refería a la presión por acelerar la flexibilización de la cuarentena para evitar que el coronavirus genere un mayor deterioro económico. Según dijo, en Suecia no se implementaron medidas de aislamiento tan estrictas como en nuestro país y el resultado está a la vista: más muertos.

"Cuando me dicen que siga el ejemplo sueco, la verdad lo que veo es que Suecia, con 10 millones de habitantes, hoy cuenta más de 3000 muertos por el virus. De haber seguido ese ejemplo nosotros hoy tendríamos 13.000 muertos", dijo en la conferencia de prensa el viernes. "Si abrimos la economía vamos a terminar como terminó Suecia", agregó.

El mandatario sumó a su reflexión a Noruega, donde sí se aplicó una cuarentena estricta. "Suecia tuvo 14 veces más muertos que Noruega", señaló.

La comparación provocó una respuesta formal del gobierno sueco, a través de la embajada en la Argentina. Aunque no mencionó directamente el discurso de Fernández, la sede diplomática afirmó en un comunicado que "es difícil hacer comparaciones directas entre las medidas de contención que han adoptado diferentes países" y que si bien en Suecia no hubo confinamiento obligatorio, hubo cifras de muertos "más altas que algunos otros países que han impuesto la cuarentena, y más bajas que otros que también han impuesto la cuarentena".

Aunque los sucesivos roces con Brasil todavía no llegaron al ámbito del coronavirus, el Gobierno volvió a comprar la cifra de muertos en ambos países. El canciller Felipe Solá se refirió en los últimos días a la estrategia que implementó Brasil, que se convirtió en el país de la región con más muertos. "Ellos eligieron mantener en movimiento la economía y tomaron un riesgo grande. Nosotros seguimos el camino exactamente opuesto. También asumimos un riesgo, pero no riesgo de vida", dijo a radio FM Futurock.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.