Crece la aceptación de los patacones en los comercios

Lo admitirán en el transporte público Pasó una semana desde que comenzó a circular el título en Buenos Aires Tras algunos problemas, la administración de Ruckauf logró que se acepte el pago con papeles "uno a uno"
(0)
28 de agosto de 2001  

LA PLATA.- Comprar en una farmacia, cargar combustible en una estación de servicio, sacar una entrada para ver un espectáculo o ir al zoológico y pagar con bonos ya no es una fantasía en la provincia de Buenos Aires.

Una semana pasó desde que comenzó a circular en la provincia el bono Patacón. En ese lapso, la oferta de comercios y servicios donde colocar los certificados emitidos por el gobernador, Carlos Ruckauf, se multiplicó.

La recepción favorable del comercio que tomó a estos papeles hasta a 1,10 peso se expandió en el conurbano bonaerense y llegó hasta el interior de la provincia tras sortear algunos tropiezos iniciales como la falta de billetes de baja denominación durante los primeros días de circulación.

Hoy adherirán a esta modalidad de pago las empresas de transporte de media y larga distancia y la empresa concesionaria de las autopistas (Covisur). Mañana será el turno de la Federación de Combustibles de Buenos Aires (Focoba).

No obstante, expendedores de esta ciudad y del interior provincial adelantaron su decisión, en forma individual durante el fin de semana, y comenzaron a tomar letras de tesorería como parte de pago.

En tanto, la industria farmacéutica que ya toma los bonos anunció que aceptará estos papeles, con paridad uno a uno, para los medicamentos que pasan por la cobertura del Instituto de Obra Médica Asistencial (IOMA).

Impuestos, tasas y servicios

Los servicios de energía eléctrica, telefonía móvil, agua corriente y televisión por cable se podrían pagar en un ciento por ciento con letras de tesorería, a partir del mes que viene, si la Legislatura de la provincia convierte hoy en ley un proyecto aprobado por la Cámara de Diputados.

Las empresas que ya adoptaron esta modalidad son Edenor y Edesur, que permiten pagar el importe total de la factura con bonos. Edelap SA recibe sólo hasta el 60 por ciento.

Las compañías Telefónica y Telecom toman hasta el 20 por ciento de la factura, en patacones, del tenedor primario.

Aguas Argentinas y Azurix, hasta el 25 por ciento de la factura. En tanto, Metrogas y Camuzzi aún no aceptan los bonos.

Inadmisible

El gobierno considera "inadmisible" que algunas empresas concesionarias de servicios públicos "no acepten aún patacones o reciban porcentajes bajísimos" de ese bono.

"Las empresas de servicios públicos deben rever seriamente su política en relación con la aceptación de patacones, porque pese a tener un mercado monopólico y cautivo deben observar un compromiso de lealtad económica con sus usuarios", aseguró ayer el ministro de Obras Públicas, Julián Domínguez.

En el Banco Provincia la recepción de los bonos se adscribe al ciento por ciento en los impuestos provinciales (inmobiliario, ingresos brutos, sellos y automotor).

También se pueden pagar con letras de tesorería los créditos hipotecarios y préstamos personales de la entidad. Y cancelar deudas impositivas inscribiéndose a la moratoria provincial.

Las entidades adheridas a la Asociación de Bancos de Argentina (ABA) comenzarán a tomar en los próximos días los títulos provinciales, se anunció oficialmente.

El Banco Central de la República Argentina (BCRA) autorizó el uso de los títulos para cancelar créditos. Aunque, hasta el momento, no habilitó el pago de los resúmenes de tarjetas de crédito.

Tampoco se pueden pagar aún impuestos nacionales, como el Impuesto al Valor Agregado (IVA), el impuesto a las ganancias, a los bienes personales, a la renta mínima presunta o a los intereses de deudas empresarias, entre otros.

En tal sentido, la Cámara de Comercio platense denunció que sus asociados no pudieron cancelar sus obligaciones con la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) con letras de tesorería emitidas por la provincia.

Los bonos se podrán usar para pagar las tasas municipales, a partir del próximo vencimiento: en esta capital se recibirán hasta 20 pesos para las tasas de servicios municipales, (lo que supone alrededor del 50 por ciento de la factura), adelantaron fuentes oficiales. También se podrán cancelar hasta un 20 por ciento de las tasas de seguridad e higiene, con patacones.

No se le exigirá al contribuyente mostrar el recibo de sueldo donde acredite ser tenedor primario. Esto permitirá que los tenedores secundarios, como comercios y prestadores de servicios, también puedan debitar patacones.

En septiembre, el gobierno provincial volverá a emitir 90 millones en letras de tesorería, para cancelar sueldos mayores a 740 pesos de bolsillo y deudas correspondientes al medio aguinaldo de 160.000 empleados públicos.

Una fuente allegada al gobernador Ruckauf informó a LA NACION que el gobierno evalúa la posibilidad de bajar el piso de 740 pesos, de salario de bolsillo, fijado por la Legislatura provincial para la liquidación en pesos.

La recaudación, en baja

La versión se sustenta en la caída de la recaudación provincial, que en el último mes y en el actual cayó más del 13 por ciento, según informó la Dirección General de Rentas.

El vicegobernador bonaerense, Felipe Solá, desmintió categóricamene esa posibilidad. Y negó que el gobierno prevea enviar un proyecto de ley a la Legislatura provincial, con el fin de modificar el piso establecido para el pago con moneda corriente.

Solá fue terminante al asegurar que se decidió cancelar obligaciones con proveedores y municipios para no tener que tocar la cifra de dinero en efectivo que reciben los trabajadores.

Al cumplirse la primera semana desde la aparición del bono Patacón, las autoridades bonaerenses respiraron con cierto alivio: "Logramos ponerlo en circulación y que, en todos lados donde es recibido, se respete su valor nominal", dijo, satisfecha una alta fuente oficial.

Distribución

  • La provincia de Buenos Aires emitirá 500 millones en bonos Patacón en el transcurso del año. De entre esos bonos, 90 millones comenzaron a circular la semana última y 100 millones permanecen en reserva en el Banco Provincia del distrito que gobierna el justicialista Carlos Ruckauf. En el Ministerio de Economía se informó que el 30 por ciento de la emisión se inyectó en esta capital. Otro 40 por ciento se distribuyó en el conurbano provincial. Y, el resto, en el interior de la provincia.
  • ADEMÁS
    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?