"De la Rúa tiene pánico a la consulta popular"

Dijo que el Congreso tampoco quiere el seguro de desempleo
(0)
15 de diciembre de 2001  

El titular de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA), Víctor De Gennaro, uno de los integrantes del Frente contra la Pobreza, criticó al Congreso de la Nación y al presidente Fernando de la Rúa por no utilizar el mecanismo constitucional de la consulta popular, que aquella organización sí viene realizando desde ayer como presión política para que se sancione un seguro de desempleo de 380 pesos para cada desocupado. Sobre el jefe del Estado, aseguró que "no la convocó porque tiene pánico y sabe que la respuesta de la gente va a ser un cachetazo tremendo".

-¿Por qué decidieron hacer esta consulta popular?

-Porque para nosotros, sin la gente no se puede cambiar el país ni terminar con la pobreza y con la desocupación en la Argentina. Nos unifica una bandera: que no haya más ningún hogar pobre en la Argentina. El instrumento que lo permite es el seguro de desempleo, el salario universal por hijo y la asignación a los mayores de 65 años y su vía de concreción, la consulta popular.

-¿Pero el Congreso no aprobó ese proyecto?

-Hubo 20 diputados de distintos partidos políticos que presentaron la propuesta del seguro y de la consulta, pero a pesar de que la Comisión de Legislación Laboral aprobó la primera de ellas, el Congreso se resiste a aprobarlo en una sesión. Los parlamentarios no convocaron a ninguna consulta popular a pesar de tener la posibilidad de hacerlo por la reforma constitucional de 1994, como tampoco lo hizo el presidente De la Rúa, porque tiene pánico y sabe que la respuesta será un cachetazo tremendo de la gente. Por eso estamos construyendo nuestra propia fuerza, que se apoya en la participación de la gente.

De Gennaro dijo a LA NACION que el movimiento para la consulta popular ya tiene un año de existencia y recordó la anterior recolección de firmas para que se discutiera una iniciativa popular sobre el seguro de desempleo después de marchar 300 kilómetros desde Rosario a Buenos Aires.

El dirigente recargó las tintas: "El Presidente y el Congreso no quieren permitir que la gente se organice, prefieren que delegue su poder, lo que demuestra su autoritarismo. Por eso ejercemos presión para demostrar que la gente quiere votar".

-¿El Gobierno no está fiscalizando los comicios ?

(Se ríe)... El Gobierno no quiere ni que existamos. Ni legalizar ni asumir la responsabilidad de esta consulta, a pesar de que nosotros le pedimos que lo hiciera para que después pretendan acusarnos de falta de transparencia. Sin embargo, hay gobiernos (como el de la Ciudad de Buenos Aires y el de Santa Cruz) y municipios de todo el país (Rosario, La Plata, Moreno, Avellaneda, Morón y otros) que declararon de interés la consulta.

-Y si los resultados de los comicios son favorables, ¿cuáles serán los siguientes pasos que darán?

-Vamos a convocar a todos para analizar cómo seguimos. Nuestro objetivo es terminar con la pobreza. Debemos organizar esta fuerza para discutir la continuidad. En la Argentina hay una lucha entre los que nos quieren convencer de que no se puede hacer nada, que la Argentina está quebrada y todos somos inútiles, mientras otros se llevan la plata de nuestro país. Entonces nuestra convicción es establecer la conciencia de que existen alternativas y propuestas. No podemos permitir que además de confiscar nuestro salario confisquen nuestra vida.

-Esperan que alguien se haga eco de la consulta...

-Ojalá, ya sea que lo haga el Congreso o que los gobiernos provinciales y municipales adopten decisiones de manera de socorrer a los desocupados.

Un argumento difundido por el Gobierno es que no hay plata para financiar un seguro de desempleo de esta naturaleza, que demanda -según el Frente contra la Pobreza- una inversión de 11.000 millones de pesos.

De Gennaro opina al respecto: " ¡Cómo no va a haber plata! Además de que es posible financiarlo y encima quedaría dinero disponible (ver infografía), (Domingo) Cavallo dijo que desde marzo hasta la fecha -citó el sindicalista- se fueron del país 15.000 millones de dólares. Es decir que si el Gobierno hubiese invertido esa plata para que no haya más pobres en la Argentina en lugar de entregársela al bolsillo de los financistas internacionales se habría terminado con la pobreza y se habría activado el consumo. Por eso estoy convencido de que "es verso" que no hay recursos. La Argentina tiene más de 8000 dólares de renta per cápita".

-Pero dígame, ¿cómo financió el Frente la consulta?

-Se financió con expensas. Nos prestaron locales, las organizaciones que integran el Frente prestaron las computadoras, se descentralizaron la organización y la plata y las entidades que apoyaron financiaron sus propios gastos. Está todo muy transparentado. Por ejemplo, la Universidad imprimió sus propias boletas, los concejales deliberantes que declararon de interés municipal la consulta también la financiaron. Por eso le digo que todo fue hecho a pulmón y la gente puso su esfuerzo y su esperanza.

De Gennaro hizo hincapié en el mecanismo participativo de la consulta. "Nosotros vamos a buscar a la gente con la urna a la calle, cada uno puede optar, y lo importante es que participemos." También se lo vio entonado con la idea de que los votantes ven que "hay otra opción, una salida. Es la posibilidad de una sociedad solidaria que priorice terminar con la pobreza y recuperar el trabajo y la producción", sintetizó su pensamiento.

-¿Harían una nueva consulta si el Gobierno no les presta atención?

-Esto es recién el comienzo. Porque nos bancamos que De la Rúa nos diga que hay una propuesta mejor para terminar con la pobreza, pero no que diga que no se puede.

¿Quiénes son?

  • El Frente contra la Pobreza está integrado por distintas organizaciones sindicales, sociales, de derechos humanos y económicas, y por diversos diputados: la CTA, la Apyme (pequeños empresarios), la Federación Agraria, Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, el Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos, el CELS, además de dirigentes como Adolfo Pérez Esquivel.
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Politica

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.