Debuta hoy el nuevo Senado

Desde hoy ocupan las 72 bancas los primeros legisladores elegidos por el voto directo
Gustavo Ybarra
(0)
10 de diciembre de 2001  

Son las cosas de la política. Más allá de la evidente y largamente comentada aparición con fuerza del "voto bronca", los comicios del 14 de octubre dejaron constituido un nuevo Senado que, como el actual, está cargado de curiosidades, de luces y sombras.

Es que a partir de hoy 72 legisladores ocuparán las bancas de un recinto cuyos miembros supieron ser nombrados como "padres de la Patria" y que, en el otro extremo, conoció el oprobio del asesinato de un senador electo -el santafecino Enzo Bordabehere- y de las sospechas del pago de dinero a cambio de la aprobación de una ley.

Así, a este nuevo Senado volverá Cristina Fernández de Kirchner, la rebelde santacruceña a la que irónicamente se la llama en el bloque peronista de la Cámara alta "la recluta Fernández", nombre que le quedó luego de que se rebeló a la férrea conducción del bloque que por entonces ejercía el entrerriano Augusto Alasino.

"Yo no soy la recluta Fernández para obedecer las órdenes de Alasino", fue la frase que inmortalizó Kirchner que, vueltas de la vida, cuando asuma nuevamente su banca ya no podrá polemizar con el senador entrerriano, que habrá pasado a formar parte del pasado reciente del Senado.

Será esta flamante Cámara alta también el lugar en el que -como lo hicieron estos últimos dos años en Diputados- continuarán con sus sabrosos duelos verbales los "escuderos" del rumbo económico elegido por los dos últimos gobiernos.

Son el radical mendocino Raúl Baglini y el peronista santafecino Oscar Lamberto, quienes supieron quemarse las pestañas y las horas de su vida para defender los presupuestos enviados por Fernando de la Rúa y Carlos Menem, respectivamente.

Claro que ambos encontrarán diferentes escenarios a su llegada al Senado. Mientras que el radicalismo verá como una bendición el ingreso de un experto en materia económica y mejor orador como Baglini, Lamberto encontrará en la figura del pampeano Carlos Verna, presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, un rival de peso en materia económica.

Matrimonio legislativo

Será también hogar del polémico Luis Barrionuevo, el mismo que en los albores del primer gobierno de Menem pidió a la clase política "que dejara de robar por dos años". Su caso también es inusual por el hecho de que mientras ejerza su mandato por Catamarca, su esposa, Graciela Camaño, ocupará una banca en Diputados, pero por la provincia de Buenos Aires. Y eso que no están divorciados.

También habrá algunos casos de nepotismo, o de lo que algunos llaman "banca familiar". Así, el viejo Senado despidió a dos Sapag -Felipe y Silvia-, pero no hay motivo de preocupación, porque ingresó Luz Sapag, también del Movimiento Popular Neuquino, para garantizar la continuidad del apellido.

Sin embargo, la sorpresiva victoria del PJ en San Juan evitó otro caso similar. Leopoldo Bravo hijo -segundo en la lista de la alianza entre Cruzada Renovadora y el Partido Bloquista- se quedó con las ganas de ocupar la banca que deja su padre, el líder bloquista del mismo nombre: Leopoldo Bravo.

Con pretensiones de mantener su liderazgo político llega una legión de ex gobernadores: los peronistas Eduardo Duhalde (Buenos Aires), Ramón Puerta (Misiones) y Jorge Busti (Entre Ríos), a los que debe sumarse el radical Carlos Maestro (Chubut), que ya se alzó con su primera victoria política al ser elegido presidente del bloque de la UCR.

Por último, la sospecha de los sobornos por la reforma laboral no se acabará con el nuevo Senado. El correntino Angel Pardo (PJ) es el único de los involucrados en la causa que se animó a ir por la reelección, y el voto de casi 170 mil de sus comprovincianos le revalidaron su título de senador.

La flamante composición

Diputados

  • La primera minoría pasa a ser el PJ, con 118 legisladores.
  • La Alianza cae hasta tener 77 bancas, pero podría perder más, según la actitud que tome el Frepaso.
  • ARI reclama ser la tercera fuerza, con 16 bancas. Los partidos provinciales suman 20.
  • Senado

  • El justicialismo tendrá la mayoría, con 42 bancas, por lo que cualquier ley deberá contar sí o sí con su aprobación.
  • La UCR sumará 23 senadores.
  • El resto de las bancas se reparte entre partidos provinciales, el Frepaso y ARI.
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Politica

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.