Suscriptor digital

EE.UU. promete flexibilizar las trabas a la exportación de acero

El gobierno norteamericano se mostró dispuesto a eliminar los aranceles que fijó en marzo, según aseguró el ministro Cabrera tras reunirse con el secretario de Comercio de Trump
Jaime Rosemberg
(0)
14 de abril de 2018  

LIMA.- Sin llegar aún a esta ciudad para participar de la Cumbre de las Américas, el presidente Mauricio Macri ya tenía una buena noticia en su nueva salida al exterior. "Muy buena", como definió a LA NACION el ministro de Producción, Francisco Cabrera, que consiguió ayer de su par norteamericano Wilbur Ross la garantía de que la Argentina conseguirá en el corto plazo la "excepción definitiva" a la resolución del gobierno de Donald Trump, que estableció aranceles para los importadores de acero y aluminio, un intercambio que le genera al país (a través de las empresas Techint y Aluar) unos U$S700 millones por año.

"El nos contó las razones (por las que establecieron los aranceles) y nosotros le explicamos nuestra postura. Nos dio la razón y nos invitó a ponernos de acuerdo en los detalles con la Representación de Comercio", explicó Cabrera a este diario luego de las dos reuniones y un almuerzo sostenidos con funcionarios norteamericanos con quienes discutió el asunto, una de las dos principales razones de la visita de Macri a esta ciudad.

Ross, experto en el negocio de la siderurgia, fue el factótum de la resolución 232, que le permite a Estados Unidos establecer restricciones a la importación de acero y aluminio "por razones de seguridad nacional".

Esa resolución, anunciada el 9 de marzo por Trump, estableció aranceles del 25 por ciento para el acero y de un 10 por ciento para el aluminio, que quedaron congelados para el caso de la Argentina de manera temporaria.

La definición que falta, según explicó Cabrera, es el límite (en miles de toneladas) que Estados Unidos recibirá de acero y aluminio argentinos sin cobrar arancel adicional.

El plazo de excepción para pagar aranceles-que el propio Macri negoció por teléfono con Trump hace un mes- vence el próximo 30 de este mes, aunque el ministro y su secretario de Comercio, Miguel Braun, también presente en la reunión, explicaron que Ross les afirmó que "no había apuro" y que llegado al caso se negociaría una nueva prórroga a la exención hasta que el acuerdo fuera rubricado.

"Igual no va a hacer falta, queremos la exención definitiva en el corto plazo", reiteró el ministro Cabrera.

La negociación por los aranceles será el principal tema que Macri discutirá hoy con el vicepresidente de los Estados Unidos, Michael Pence, quien reemplazó a último momento a Donald Trump, dedicado a resolver problemas domésticos y con la amenaza de un ataque militar a Siria.

"Será el tema más importante, además seguramente de la situación en Venezuela", anticipó el ministro de Producción.

La agenda presidencial

Llegado ayer por la tarde a esta ciudad para la inauguración de la cumbre en el Teatro Nacional -luego compartió una cena de bienvenida en la Casa de Gobierno peruana con el presidente Martín Vizcarra como anfitrión-, Macri pronunciará un duro discurso contra el régimen de Nicolás Maduro hoy en el plenario de presidentes, que, de todos modos y por falta de consenso, no incluirá la grave situación económica y humanitaria que vive el país caribeño en su declaración final, el sábado por la tarde.

Otros temas de la reunión entre Macri y Pence, afirmaron en el Gobierno, serán el sistema general de preferencias (beneficios para productos argentinos exportables) y el inicio de las exportaciones de limones. Por supuesto, también se hablará de la situación en Venezuela, afirmaron desde el gobierno argentino.

"La relación personal entre ambos presidentes influye, y también que somos un gobierno amigable con la inversión, que cumple con sus compromisos", se entusiasmó el ministro de Producción en referencia a los vínculos con Washington, con "dos gobiernos que hablan el mismo idioma", graficaron desde la Casa Rosada.

Las bilaterales

Además del vicepresidente Pence, y llegado aquí en un avión de la Fuerza Aérea con su esposa, Juliana Awada; su vocero Iván Pavlosky, y el secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo, Mauricio Macri se hará un tiempo en medio de la plenaria de presidentes para las reuniones bilaterales.

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, será el primero, y le seguirán su par colombiano, Juan Manuel Santos, y el senador norteamericano Marco Rubio, ambos igualmente preocupados por la situación en Venezuela.

Tal como anticipó LA NACION ayer, la Cumbre de las Américas emitirá un documento sin menciones de la situación venezolana, y la crítica quedará a cargo de un texto firmado por el Grupo de Lima, que integran 17 países y donde no están incluidos los países "amigos" del venezolano Maduro.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?