Manzanares dijo que borró libros con liquid paper por orden de Cristina

Víctor Manzanares, detenido por los negocios de los Kirchner
Víctor Manzanares, detenido por los negocios de los Kirchner Fuente: Telam
Preso en Marcos Paz, se despegó de los negocios de la ex familia presidencial y dijo que era un mero "contador externo"
Maia Jastreblansky
(0)
22 de diciembre de 2017  • 11:08

Víctor Manzanares, histórico contador de los Kirchner, complicó a la ex presidenta ante la Justicia al admitir maniobras poco claras vinculadas a los negocios de los ex mandatarios. Preso en el penal de Marcos Paz, buscó despegarse de esas operaciones y dijo que hizo todo por orden de sus "clientes".

Detenido en el caso Los Sauces por entorpecer el accionar judicial (al garantizar ingresos a los Kirchner a espaldas de la Justicia), Manzanares brindó declaración indagatoria frente al juez Julián Ercolini en la causa Hotesur. Accedió a responder preguntas y se garantizó, en cada respuesta, apartarse de las decisiones tomadas por los Kirchner. Dijo que su rol se limitaba "a recibir documentación del cliente y liquidar impuestos".

El contador Manzanares admitió que borró los libros de Hotesur por orden de Cristina

02:25
Video

Manzanares calificó a Lázaro Báez como inquilino del hotel de la ex familia presidencial Alto Calafate y reconoció que le otorgó un poder a Osvaldo "Bochi" Sanfelice, quien realizó operaciones inmobiliarias en nombre de Néstor Kirchner. Incluso confesó que los libros contables y societarios de la firma Hotesur fueron borrados con Liquid Paper, una acción que está prohibida por el Código Civil y Comercial.

Borrones

Consultado por el fiscal Gerardo Pollicita sobre la adulteración de los libros contables de Hotesur, el contador admitió haber realizado cambios en esa documentación, pero dijo que lo hizo ordenado por Cristina Kirchner. Explicó que introdujo "enmiendas" con Liquid Paper, pero aseguró que "no obedecieron a ningún error malicioso" y relató la trastienda de las "correcciones".

Explicó que, luego del fallecimiento de Néstor Kirchner, colocó en las actas de la empresa que, a una asamblea de accionistas, habían concurrido Cristina, Florencia y Máximo Kirchner. Pero posteriormente la sobrina de Cristina y presidenta de la sociedad, Romina Mercado, le acercó los libros a su tía, quien le indicó que "debía consignarse que concurría a esos actos Máximo Kirchner por sí y en representación de la sucesión de su padre". Manzanares lo modificó. Consultado sobre los negocios desarrollados entre Hotesur (de los Kirchner) y Valle Mitre (de Báez), el contador señaló que el empresario patagónico era el locatario de los bienes de los ex presidentes, y aseguró que él sólo se encargo de la "faz impositiva" de esos contratos.

Manzanares describió las "órdenes" impartidas por sus clientes para desarrollar sus negocios inmobiliarios. En ese sentido, admitió que elaboró un poder para Osvaldo "Bochi" Sanfelice, un hombre cercano a la ex familia presidencial que actuó como "prestanombre" de Néstor Kirchner: compró el hotel Alto Calafate (Hotesur SA) con tres millones de dólares en efectivo, sin decir que lo hacía para el ex mandatario.

La detención de Víctor Manzanares por el caso Hosteur

02:32
Video

Ante la Justicia, Manzanares dijo que siempre creyó que "Hotesur SA fue comprada por Néstor Kirchner como persona física".

Los fiscales le preguntaron por qué Valle Mitre terminó su contrato de alquiler con Hotesur, abruptamente, en 2013. Es decir, en medio del escándalo, luego de que se conociera que en el hotel figuraban alquiladas habitaciones que no habían sido ocupadas. Pero Manzanares dijo desconocer los motivos. Y aseguró que tenía una "distancia física" con la familia Kirchner, "ya que tenía una relación con ellos como con todos los clientes".

Frente a la Justicia, el contador argumentó que el estudio donde trabajaba "tuvo alrededor de mil clientes durante aproximadamente 50 años" y que la familia Kirchner ingresó a su estudio en 1976 o 1977 "como uno más". Relató, sin embargo, que el mismo día que falleció su padre viajó a Buenos Aires a presentar documentación en la IGJ de la firma Hotesur SA. Pero lo atribuyó a su "responsabilidad".

Manzanares fue algo más que un mero contador para los Kirchner: fue perito de parte en la causa de enriquecimiento ilícito que terminó con éxito para los ex presidentes y presentó informes para defender su situación patrimonial. El contador aclaró que dejó de trabajar para la familia Kirchner "hace aproximadamente 30 días" y que la documentación que obraba en su poder fue retirada por un nuevo apoderado de los Kirchner.

Liquid Paper

Manzanares admitió que Cristina le ordenó borrar algunos documentos con liquid paper
Manzanares admitió que Cristina le ordenó borrar algunos documentos con liquid paper

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?