El crimen de Ferreyra, otra causa sensible que investigó José María Campagnoli