El gobierno porteño vinculó al kirchnerismo con la toma de escuelas

El ministro Esteban Bullrich dijo que "en la marcha de ayer había banderas de sindicatos" afines al Gobierno; reiteró que no dialogarán con los estudiantes
(0)
28 de septiembre de 2012  • 10:03

El ministro de Educación porteño, Esteban Bullrich, advirtió esta mañana que "no" dialogará con los alumnos que impulsan tomas en las escuelas secundarias de la Ciudad contra una reforma curricular y vinculó al kirchnerismo con la medida de fuerza estudiantil.

"Lo que no vamos a hacer es dialogar con los alumnos, porque dialogar con los alumnos saltaría el canal formal de comunicación y le restaría autoridad a nuestros directivos de escuelas y nosotros confiamos en esos directivos y no le vamos a sacar autoridad", remarcó en declaraciones a radio Continental.

Consultado respecto a si el Gobierno está detrás de las tomas, el funcionario macrista contestó que "claramente" y señaló que "en la marcha de ayer había banderas de sindicatos que hicieron campaña para el kirchnerismo".

"Se está actualizando la currícula de acuerdo a una medida del gobierno nacional que nos parece muy positiva, que es que los títulos en todo el país estén homologados, o sea que sean lo mismo", explicó el ministro de Educación.

Al respecto, Bullrich aseguró que "los postulados de la toma son absolutamente falsos" y negó que se vayan a quitar materias, tal como lo denunciaron algunos de los alumnos que encabezan las medidas de fuerza en más de 30 escuelas. "Hay algunas cosas que cambian de nombre simplemente para que se llamen igual en todo el país, pero la materia no desaparece", aclaró y remarcó que "no hay ninguna vocación de arruinar un título" porque destacó que las medidas, que entrarían en vigencia en 2014, son "para mejorar y la están haciendo técnicos que saben de esto, que son profesionales en el tema".

Bullrich rechazó las acusaciones por falta de diálogo y señaló que los equipos técnicos de su ministerio "están, escuela por escuela, hablando con las comunidades educativas y con los alumnos". "A cada escuela se envió una carta donde no solamente se ratificaba que no se iba a cerrar el turno noche, que no se van a cerrar escuelas, que los docentes no van a perder trabajo ni cargos, sino que además se dieron fechas precisas de reuniones", aseguró.

El funcionario macrista volvió a criticar las tomas al afirmar que son una medida de fuerza que "destruye a la escuela pública" porque, según recordó, luego de las protestas de 2010 "todas las escuelas que fueron tomadas sufrieron caída de matriculas en 2011". "Están destruyendo la escuela pública por un discurso político, por una diferencia política, es vergonzoso", acotó.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.