El kirchnerismo apela al peso del apellido en Santa Cruz

En un contexto electoral complejo, intenta que las candidaturas de Alicia y Máximo, y el uso de la imagen de Néstor, generen empatía
Mariela Arias
(0)
26 de julio de 2015  

RÍO GALLEGOS.- En Santa Cruz se terminó la pelea por la herencia política que dejó Néstor Kirchner. Desde que Máximo apareció finalmente en la escena con el traje de candidato, quedó en claro que capitalizará el legado de su padre. La confirmación de la candidatura a la gobernación de Alicia Kirchner revalida que la herencia queda en familia.

Sin embargo, octubre no parece un trámite sencillo para el kirchnerismo, que procura retener el poder. Por eso, el apellido Kirchner será clave para traccionar en las boletas, tía y sobrino apelarán al "sentimiento kirchnerista" que es fuerte aún en la provincia para ganar la gobernación. A ellos se sumará el gobernador Daniel Peralta, referente del PJ. La ley de lemas permitirá sumar, aún en las diferencias.

La muerte de Kirchner generó una diáspora en el oficialismo local. Peralta se posicionó al frente del Partido Justicialista, y el Frente para la Victoria había quedado sin referentes claros y con una marcada presencia de La Cámpora.

El gobernador supo acuñar una frase que caló hondo: "Nuestros votos quizá no alcancen para ganar una elección, pero sí pueden hacer perder una elección". Lo dijo después de las legislativas de 2013, cuando el diputado nacional Eduardo Costa (UCR) -hoy candidato a gobernador- arrasó en las urnas y les ganó al kirchnerismo y a Peralta, que fueron con boletas separadas.

Ese mismo día, Peralta y la Casa Rosada empezaron a tejer un acercamiento que se consolidó con una orden de la Presidenta: "No se le puede entregar la provincia a Costa". Los datos electorales indicaban que la única forma que el kirchnerismo tenía de retener la provincia era sumar los votos de Peralta, cuya candidatura ya estaba lanzada.

Así durante 2014, el kirchnerismo reformó por mayoría la ley de lemas, al ampliarla para las fórmulas de gobernador y vice. Días pasados Máximo calificó de "enfrentamiento político" a la relación que vivió el kirchnerismo con Peralta. Ahora, con la ley de lemas, salvan las diferencias y mantienen el honor: van juntos, pero no mezclados.

En marzo, el juez Francisco Marinkovic cuestionó la constitucionalidad de la reforma e hizo lugar a una acción de amparo presentada por particulares. La causa llegó al Tribunal Superior de Justicia, quien devolvió el expediente a la Cámara Civil, que en estos días se conformó con dificultades ante las vacaciones invernales de los jueces. El miércoles, la Cámara debería opinar sobre la constitucionalidad de esa ley.

Mientras tanto, la campaña en Santa Cruz está lanzada. "Algunos están muy nerviosos por mi candidatura a gobernadora", escribió Alicia Kirchner, en su cuenta oficial, al confirmar su candidatura.

Las encuestas del frente opositor Unión para Vivir Mejor indican que si las elecciones fueran hoy, su candidato Costa tendría una intención de voto del 40,6%, seguido por Alicia Kirchner, con 23,4%, y Peralta, con 11,8%. Sumados los porcentuales de Kirchner y Peralta llegan al 36%. La diferencia de cuatro puntos entre los dos frentes arroja un grado de paridad.

La encuesta es un muestreo de 3500 casos relevados en toda la provincia, repartiendo la mayor carga en Río Gallegos y en Caleta Olivia, las dos ciudades con mayor caudal electoral. La crisis en Río Gallegos, que derivó en la renuncia del intendente kirchnerista Raúl Cantín, y la vapuleada realidad de Caleta Olivia, que estuvo cien días sin agua potable, entre otros inconvenientes estructurales, abre fuertes interrogantes sobre el resultado final.

Atenta a ello, la Presidenta decidió apelar al apellido Kirchner y al "sentimiento kirchnerista". Así, los mensajes y spots de campaña giran en torno a Néstor Kirchner. "Yo nunca me había dado cuenta de mi parecido con mi padre hasta que vi un video del acto en Argentinos Juniors no hace falta el ADN", bromeó Máximo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?