El peronismo prevé una larga discusión

Hay diferencias entre los diputados economistas; para Matzkin, no se aprobará antes de fines de año
(0)
18 de diciembre de 2001  

Poco después de haber ingresado el presupuesto 2002 en la Cámara de Diputados, la conducción del bloque del Partido Justicialista confirmaba, anoche, que daría inmediato estado parlamentario al proyecto, pero advirtió que el debate para su aprobación será largo.

De hecho, en ninguno de los bloques consideran posible que se cumpla la intención del ministro de Economía, Domingo Cavallo, de que el presupuesto quede sancionado antes de que termine el año.

El justicialismo, que como primera minoría tiene la llave para definir la suerte de la iniciativa, todavía debe resolver las diferencias internas entre sus economistas respecto de cómo deben encarar el trámite.

Un hombre decisivo será el pampeano Jorge Matzkin, que anoche fue confirmado como jefe de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, que se constituirá entre hoy y mañana.

"De ninguna manera podemos sancionar el proyecto antes del 31 de diciembre -explicó Matzkin-. Mi intención es abrir un debate fructífero. Deberíamos aprovechar esta oportunidad para decidir si vamos a seguir con la convertibilidad."

No todos sus pares están de acuerdo con discutir la política monetaria, pero coinciden en cambiar el proyecto para que se pueda esperar un crecimiento del PBI para 2002. "Prevén una caída del 1,5 por ciento. Sería suicida aprobar algo así", señaló Matzkin.

Para otro economista de peso en el bloque, Jorge Remes Lenicov, es necesario revisar el canje de la deuda externa para negociar rebajas de intereses hasta el 2 por ciento y una eventual quita de capital. Otro sector aspira a obligar al Gobierno a fusionar ministerios para dar una señal de austeridad.

Diálogo abierto

El presupuesto llegó al Congreso en manos del jefe de Gabinete, Chrystian Colombo, que entregó al presidente de la Cámara, el peronista Eduardo Camaño, las planillas con el detalle de los gastos propuestos por el Gobierno. Allí estaban Matzkin y el jefe del bloque del PJ, Humberto Roggero.

Colombo explicó a los legisladores de la oposición que se descartaron más recortes en los salarios y las jubilaciones y que está garantizado el pago en término del aguinaldo en el sector público. Con esa medida, el Gobierno suponía que el PJ ablandaría su posición.

Roggero respondió que su bloque estaba dispuesto al diálogo y que de inmediato se habilitaría el trámite en comisión. Incluso acordaron reunirse con Cavallo en el Congreso entre mañana y el jueves.

Eso sí, los diputados le aclararon a Colombo que de ninguna manera se aprobaría a libro cerrado.

"No vamos a tolerar más extorsiones, del tipo "es esto o el caos". No pueden apurarnos a debatir un presupuesto en 15 días cuando se demoraron tres meses en enviarlo", se quejó el bonaerense José María Díaz Bancalari, vicepresidente del bloque del PJ.

Las distintas posiciones

Está claro que la discusión parlamentaria por el presupuesto ya comenzó, pero hasta última hora de anoche pocos diputados tenían idea sobre qué decía el proyecto oficial.

"El Gobierno mandó una sola copia, en papel; habrá que esperar para analizarlo", explicó Matzkin.

En los demás bloques también esperaban con ansiedad la información. El radicalismo, metido de lleno en su disputa interna, anunció que impulsará la aprobación del presupuesto, pero todavía no confirmó qué diputados enviará a la comisión.

"Si el Gobierno cumple con su palabra de que no recortará más los salarios y respetará el aguinaldo, creemos que se podrá aprobar rápidamente, tal vez el mes que viene", dijo Fortunato Cambareri (Chubut), vicepresidente segundo de la Cámara.

Donde encontrará oposición directa el proyecto oficial será en ARI y los demás sectores de centroizquierda. "No vamos a convalidar el canje de deuda fraudulento y los recortes de salarios y jubilaciones", adelantó Mario Cafiero (ARI).

Los partidos provinciales reclamaron un acuerdo para sancionar el presupuesto. "Si lo hacemos, daremos una imagen de seriedad política al mundo y asumiremos el papel del Congreso de definir los gastos del Estado. Si no, será Cavallo quien tome las decisiones sobre la base del presupuesto 2001", indicó Alberto Natale (PDP-Santa Fe).

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.