"En la SIDE necesitaba a alguien de confianza"

Kirchner defendió el papel de Acevedo
(0)
21 de mayo de 2003  

RIO GALLEGOS (De un enviado especial).- La designación de Sergio Acevedo como titular de la Secretaría de Inteligencia de Estado (SIDE) fue una de las sorpresas del gabinete que anunció ayer Néstor Kirchner.

LA NACION consultó al presidente electo los motivos que lo llevaron a poner al titular de la Comisión de Juicio Político de la Cámara baja al frente de un organismo que siempre es motivo de controversias y sospechas.

"Lo que yo necesitaba es un hombre de confianza y le pedí ese sacrificio -destacó Kirchner-. Todos saben de la cristalinidad del diputado."

-¿Con qué misión lo designa?

-Quiero valorizar una SIDE adecuada al funcionamiento democrático del país, que nadie sienta que ese organismo puede ser usado para afectar la vida democrática.

Según Kirchner, el nombramiento está en sintonía con una de las principales premisas con las que piensa regir su futura administración: la defensa de la libertad pública.

"Las libertades públicas tienen que ser respetadas porque éste es un país con atentados muy graves que no se han resuelto", afirmó Kirchner, quien destacó la importancia que tendrá la SIDE: "Debe ser un basamento central de nuestro futuro gobierno", dijo.

Confianza total

Acevedo tiene 47 años y, como lo reconoce el propio Kirchner, es uno de los hombres de máxima confianza del santacruceño. No en vano durante el último fin de semana fue una de las tres personas que acompañaron al presidente electo en la definición del gabinete, junto a la esposa de Kirchner, la senadora Cristina Fernández, y su reemplazante en la gobernación santacruceña, Héctor Icazuriaga.

Su extensa trayectoria política comenzó hace más de 20 años cuando fue elegido intendente de Pico Truncado, su pueblo natal. Desde esa pequeña ciudad construyó un fuerte vínculo con Kirchner y su esposa.

Abogado, procurador y escribano, y padre de tres hijos e hincha fanático de River, Acevedo pasó por casi todos los cargos políticos provinciales.

Fue intendente, diputado provincial, convencional nacional, diputado nacional en dos mandatos (1995-1999 y 2001) y ex vicegobernador de quien ayer lo designó al frente de la SIDE.

Pero, sin duda, que su nombre saltó a la fama desde la presidencia de la Comisión de Juicio Político de la Cámara de Diputados, en donde se convirtió en el principal promotor del intento de juicio político a los miembros de la Corte Suprema de Justicia.

Fue muy clara su alianza en ese momento con la líder de ARI, Elisa Carrió, con quien mantiene una muy buena relación. Finalmente, debió resignarse ante la marcha atrás del Gobierno a seguir con el proceso.

Eso le valió enemistarse momentáneamente con las autoridades del bloque peronista, en particular con el titular del cuerpo, Eduardo Camaño.

Su próximo objetivo es convertirse en gobernador santacruceño. Esa meta parece cercana ya que Acevedo es candidato número uno de Kirchner para competir en las elecciones internas justicialistas del 6 de julio para las elecciones provinciales que se celebrarán el próximo 14 de septiembre.

Al respecto, LA NACION le preguntó al presidente electo si no se prestaba a la crítica el designar a un candidato a gobernador al frente de un organismo que maneja fondos reservados.

-No, para nada. La misión de Acevedo está clara: hacer funcionar con calidades democráticas y cristalinas un área muy importante que ha sido cuestionada durante mucho tiempo. Una tarea de no muy largo tiempo, pero importante. Que me ayude a sacar eso es una misión fundamental.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.